(ligadelpacifico.com.mx)

HERMOSILLO, México -- Los Yaquis de Ciudad Obregón resentirán al estelar abridor Luis Alonso Mendoza, pero apostarán al balance del resto del plantel cuando busquen el sexto título de México en la Serie del Caribe.

Obregón convocó a 13 refuerzos, incluyendo al estelar jardinero Karim García, al poderoso primera base Jorge Vázquez y el sensacional novato Leo Heras, además de un total de seis lanzadores.

Los Yaquis se coronaron en la Liga Mexicana del Pacífico al derrotar en siete juegos a los Algodoneros de Guasave.

"Nosotros ya cumplimos con hacer al equipo de Yaquis de Obregón campeón de la Liga Mexicana del Pacífico, y ahora le tocará a la liga, con los refuerzos integrados, hacer de este equipo un digno representante de México", comentó el presidente de los Yaquis, René Arturo Rodríguez.

El cuerpo de lanzadores se vio debilitado tras la salida de Mendoza, quién pertenece a la organización de los Rangers de Texas y se negó a participar en la Serie aludiendo cansancio. Mendoza fue el líder en porcentaje de carreras limpias en la temporada regular (2.11) y el lanzador más confiable de los Yaquis en los playoffs.

Pese a esto, los refuerzos Francisco Córdova, Dan Serafini y Alberto Castillo se unirán a Rolando Valdéz y Marco Quevedo para formar una sólida línea de abridores. El relevo cuenta con Daniel y Alan Guerrero, así como Adrián Ramírez y Hugo Castellanos.

Uno de los puntos fuertes es el cerrador Luis Ignacio Ayala, el veterano de Grandes Ligas que salvó en las ocho oportunidades que tuvo en los playoffs y apenas admitió una carrera en 10 salidas.

En el cuadro interior sobra talento. Jorge Vázquez es una sólida aportación de poder en la alineación desde la primera base y Agustín Murillo es la gran figura tanto a la ofensiva como a la defensiva en la antesala. El refuerzo José Manuel Rodríguez se perfila para ocupar la segunda base con su buena defensiva y bateo de porcentaje, y el nicaragüense Everth Cabrera ocupará el campocorto.

La receptoría está cubierta con Iker Franco, que posee el mejor brazo de la liga y además aporta una cuota de poder con el bate.

Los jardines lucen bien con los refuerzos Karim García, Justin Christian y la nueva sensación del béisbol mexicano en la figura de Heras.

Heras, refuerzo de Guasave, bateó .338 con dos jonrones y ocho remolcadas en los playoffs.