(torosazucarerosdeleste.com)

MAYAGÜEZ, Puerto Rico -- El perfil de un jugador de la Serie del Caribe ha cambiado en los últimos años. Mucho se ha hablado de la falta de estrellas de Grandes Ligas en el evento.

Pero además de jugadores jovencitos que tienen apenas unos años en el béisbol y veteranos que han visto pasar sus mejores tiempos, existe el pelotero con un hambre especial de triunfar, con muchos años de lucha ya realizados.

Tal es el caso del jardinero de los Toros del Este, Ricardo Nanita.

El dominicano ha pasado por tres organizaciones de Grandes Ligas, ha jugado en México (liga de verano) y ha estado invierno tras invierno en la pelota de su país.

Ahora espera Nanita que la perseverancia dé sus resultados por fin en Estados Unidos.

"Donde haya juego, doy lo mejor de mí", le dijo Nanita a LasMayores.com en Mayagüez.

En los últimos años Nanita ha pasado por los sistemas de los Medias Blancas, Nacionales y Azulejos, Ha llegado a nivel de Doble-A, pero de ahí no ha podido pasar. En México, ha accionado con tres equipos: Veracruz, Monterrey y Tabasco.

A sus 29 años, no es tan fácil hacer el salto a la Gran Carpa, pero el oriundo de Santo Domingo no se da por vencido. Irá a los entrenamientos de los Azulejos en la Florida cuando termine la Serie del Caribe, y pretende seguirle los pasos a otro pelotero dominicano que tardó para establecerse, pero que cuando lo hizo, fue con bombos y platillos: su gran amigo José Bautista, a quien conoce desde la infancia de ambos.

"Esa amistad viene desde que estábamos pequeños", relató Nanita. "Jugamos juntos en las pequeñas ligas y siempre nos hemos mantenido unidos. Jugamos juntos en junior college en Chipola (una maquinaria beisbolera a nivel universitario en la Florida)."

Por supuesto, fue Bautista el líder en jonrones de las Grandes Ligas en el 2010 con 54, vistiendo el uniforme de Toronto.

De su parte Nanita tuvo un final sensacional del 2010, y hasta un mejor principio del 2011. En la temporada invernal empujó 22 carreras en 36 juegos con los Toros, y en la semifinal de la pelota dominicana puso una marca de la liga de hits conectados en playoffs. De hecho, el bateador zurdo se muestra bien agradecido con la oportunidad de jugar a diario que recibió en el equipo de La Romana.

"Fui cambiado del Licey donde no tenía mucha acción", recordó Nanita. "Inmediatamente me cambiaron a los Toros del Este, me dieron la oportunidad de jugar y de demostrar mi juego y me ha ido muy bien."

En sus primeros dos juegos de la segunda Serie del Caribe de su carrera, bateó de 11-3 Nanita, quien se ha convertido en una de las caras más conocidas del béisbol dominicano en los últimos años.

"Es un orgullo para mí y toda mi familia", dijo Nanita sobre participar en este certamen. "Contento de estar representando mi país, y mi equipo de los Toros de la Romana.

"Cada vez que me necesiten en mi país, estaré disponible."

Por ahora, eso significa hasta el próximo martes. Después de eso, a la Florida a tratar de "colarse" en la Gran Carpa por fin.

"Estoy bastante contento porque se me está dando otra oportunidad para el béisbol de Estados Unidos", manifestó Nanita. "Voy a dar lo mejor de mí, para no defraudar a nadie y no echar a perder ese chance."

Y seguramente se verá allí con su "pana" de tantos años, Bautista.

"Somos tremendos amigos. Siempre nos mantenemos en comunicación y apoyándonos uno al otro."