(Ricardo Arduengo/AP)

MAYAGUEZ, Puerto Rico -- Puerto Rico anotó dos carreras de caballito en la parte alta de la décima y derrotó el sábado 4-2 a Venezuela para mantenerse en pelea por el título después de la cuarta jornada de la Serie del Caribe.

Venezuela empató la pizarra 2-2 con una raya en la séptima, y no fue hasta la décima que Puerto Rico pudo imponerse cuando los lanzadores de los Caribes perdieron la zona de strike.

Los Criollos puertorriqueños quedaron con récord de 2-2, a uno del líder México (3-1). Venezuela tiene 1-3 y prácticamente dijo adiós a sus aspiraciones a la corona.

Puerto Rico enfrenta el domingo a México y Venezuela a República Dominicana (2-2).

El encuentro terminó cerca de las 3 a.m. del domingo, luego de iniciar con más de dos horas de retraso. El partido preliminar entre México y República Dominicana arrancó tarde por lluvia.

Los Criollos conectaron apenas seis hits, pero aprovecharon al máximo los dos errores de la defensa venezolana y la falta de puntería de sus relevistas.

La decisiva décima arrancó con boleto de Luis Ramírez a Luis Figueroa. Jesús Feliciano intentó llevarlo a segunda con toque, pero Ramírez cometió un error en el lanzamiento a primera y quedaron corredores en la inicial y la antesala.

Después de un out y dos cambios de pitcher, Jean Toledo golpeó a Lou Montañez para congestionar el tránsito. Con dos fuera, Toledo le dio boletos consecutivos a Edgard Báez y Javier Valentín para las carreras de la victoria.

Venezuela enfrenta en unas 13 horas a República Dominicana, algo similar a lo que le ocurrió después de su debut en la serie cuando venció 5-3 a Puerto Rico en un encuentro que terminó al filo de las 2 a.m.

Caguas abrió la pizarra en la segunda con hit remolcador de Aaron Bates, y agregó otra en la tercera con un elevado de sacrificio de Pedro Valdés que llevó al plato a Alex Cora.

Venezuela descontó una en la quinta, con machucón a primera de Henry Rodríguez que impulsó a Jackson Melián, y empató en la octava gracias a un error del antesalista boricua Andy González.