(MLB.com)

MAYAGÜEZ, Puerto Rico -- Uno de los jugadores más emblemáticos de los Toros del Este en los últimos años se trata del infielder Esteban Germán, quien después de más de una década con el equipo de La Romana tiene la oportunidad de representar la República Dominicana en una Serie del Caribe.

Hasta ahora el quisqueyano no ha decepcionado, dando la cara por el equipo con un bateo bien oportuno.

"Representar tu país es algo que te llena de orgullo", le dijo Germán a LasMayores.com/MLB.com en el Estadio Isidoro "Cholo" García de esta ciudad. "Son cosas que te motivan."

Germán, de 33 años, es todo un veterano del béisbol. Ha estado en Grandes Ligas en partes de nueve campañas con los Atléticos, Reales y Rangers. A mediados de la década pasada, estuvo como titular y en el 2006, llamó mucho la atención con promedio de bateo de .326 y porcentaje de embasarse de .422 en 106 partidos y 279 turnos.

Pero en los últimos años Germán, oriundo de Haina, ha vuelto al nivel de un jugador que en Estados Unidos le da "profundidad organizacional" a los equipos. En el caso del dominicano, ha sido el conjunto de Texas, en el que Germán se ha pasado la mayor parte de las últimas tres campañas en Triple-A Oklahoma City.

Para el segunda base de los Toros, su primera Serie del Caribe ya ha sido memorable. En el Juego 6 del certamen, contra el rival de Dominicana, Puerto Rico, Germán dio un triple empujador de dos carreras para empatar el juego de manera dramática en el noveno inning. Anotaría la carrera de la victoria en una jugada de selección en la misma entrada.

"La emoción fue grande, ya que pudimos venir de atrás", comentó Germán, quien en la temporada invernal con los Toros bateó .319 en 113 turnos, con cuatro dobles, dos jonrones, 12 empujadas y 20 bases robadas. "Estábamos abajo en el marcador, pero en el noveno aprovechamos el descontrol del pitcher (Saúl Rivera) y salimos con la victoria."

En sus primeros cuatro partidos del certamen, el veterano lleva de 16-4, incluyendo su triple clave y las dos impulsadas resultantes.

Para el equipo dominicano, esta Serie del Caribe ha sido una especie de montaña rusa de emociones, con victorias y derrotas dramáticas. A menos de 24 horas de vencer a Puerto Rico, los quisqueyanos se dejaron ganar de México luego de estar arriba en la pizarra a la altura del octavo episodio.

Sin embargo, asegura Germán que los Toros no bajan la cabeza.

"El equipo está muy motivado, dándolo todo", afirmó. "Vamos a seguir jugando duro hasta que termine."

Con otro contrato de un año para el 2011 con Texas, Germán luce preparado para los entrenamientos de primavera.

"Nada más (quiero) llegar saludable y jugar duro a ver qué sucede", aseguró Germán, quien bateó .280 con 50 bases robadas en 126 juegos a nivel de Triple-A en el 2010. "Trabajar fuerte, ésa es la meta mía, seguir mejorando y jugando fuerte, y mejorar como persona."