(Ricardo Arduengo/AP)

MAYAGUEZ, Puerto Rico -- Puerto Rico mantuvo con vida la Serie del Caribe.

Los Criollos boricuas vencieron el domingo por 7-6 a México y evitaron que los Yaquis se coronaran anticipadamente en la 52da edición del clásico caribeño.

Los Yaquis necesitaban ganar para obtener la sexta corona de México. En cambio, quedaron empatados con Puerto Rico en la cima de la tabla de posiciones, ambos con récord de 3-2, seguidos por República Dominicana y Venezuela con 2-3.

El resultado abrió la posibilidad a que el lunes haya un cuádruple empate si México pierde con Venezuela y República Dominciana supera a Puerto Rico. En ese caso, dos equipos quedarían eliminados por la fórmula de promedio de carreras, y los dos sobrevivientes jugarían un duelo por el título el martes.

"Nosotros nos jugamos la vida hoy e hicimos lo suficiente", comentó el infielder boricua, Alex Cora.

Luis Figueroa remolcó dos carreras y Juan Padilla hizo una excelente trabajo en cinco y un tercio de innings de relevo por Puerto Rico, que busca su primer cetro caribeño desde 2000.

Padilla (2-0) reemplazó en la lomita al abridor Kyler Newby, que otorgó cuatro bases por bolas en apenas un episodio, y respondió con creces. El derecho permitió tres carreras y seis hits, con dos ponches y dos boletos. Joe Torre retiró al último bateador para apuntarse el rescate.

Perdió Daniel Guerrero (0-1), quien admitió dos carreras y tres inatrapables en dos y dos tercios de innings de relevo.

Puerto Rico logró un ramillete de tres carreras en la segunda, en la que Figueroa conectó un doble remolcador de dos carreras y Cora impulsó otra raya.