(AP)

MAYAGÜEZ, Puerto Rico - En el 2010 Luis Atilano iba a toda marcha como abridor novato de los Nacionales de Washington, antes de que una lesión en el codo frenara su progreso y pusiera fin a su temporada.

Ahora el boricua busca reconquistar su puesto en la rotación del equipo, sin dolores en el brazo derecho.

"Por lo menos en este momento me siento muy bien", le dijo Atilano a LasMayores.com, en una visita a la Serie del Caribe que se celebra en esta ciudad. "Si Dios permite llegaremos al spring training a hacer un buen trabajo, esperando que nos den un buen chance".

Al finalizar el mes de junio del año pasado, Atilano tenía marca de 6-4 con efectividad de 4.33 en 13 presentaciones como quinto abridor de los Nacionales. Pero sus siguientes cuatro aperturas fueron un desastre, incluyendo una en liga menor para que mantuviera el ritmo durante el receso por el Juego de Estrellas.

Lo que nadie sabía, menos el mismo Atilano, era que el lanzador sufría unos dolores que luego serían diagnosticados como fragmentos de hueso en el codo de lanzar.

El oriundo de Santurce no volvería a lanzar después del 20 de julio, y terminó su año de novato con marca de 6-7 y efectividad de 5.15 en un total de 16 aperturas a nivel de Grandes Ligas con Washington.

Desde entonces, Atilano se ha enfocado en rehabilitar el codo.

"(Ha sido) todo un proceso de recuperación después de la lesión", relató. "Tuve cuatro meses largos recuperándome, pero han sido fructíferos... nos recuperamos 100% y estamos en mira al spring training a ver qué podemos hacer."

Son varios nombres que se barajarán en el equipo de Washington para competir por puestos en la rotación.

El cubano Liván Hernández se perfila como el as, al menos para empezar la temporada. Por supuesto, los Nacionales esperan el regreso del "fenómeno" Stephen Strasburg, quien fue operado del codo el año pasado. Jason Marquis, Jordan Zimmerman, el cubano Yuniesky Maya y John Lannan, entre otros, estarán presentes junto a Atilano buscando colarse como abridores.

Mientras tanto, el boricua pretende recuperar lo que fue suyo en la primera mitad del 2010.

"Si Dios permite, yo espero tener un chance", dijo Atilano. "Hice un buen trabajo el año anterior. Sé que pude haber hecho mejor record; el brazo mío no me ayudó. Pero si Dios permite y me dan el chance, pienso que yo puedo hacerlo mejor".

EN LA SERIE VIENDO A SUS CRIOLLOS
En plena recuperación, Atilano ha visto desde las gradas el título local conquistado por Caguas, equipo al que pertenece en la Liga de Puerto Rico. Está bien contento con el éxito del conjunto y pretende verlos triunfar en la Serie del Caribe.

"Me siento orgulloso del equipo Criollos de Caguas, que ha ganado el campeonato", expresó. "(Estamos) aquí apoyando al equipo mío."