SANTO DOMINGO -- República Dominicana sale al terreno de juego el jueves buscando mantener su hegemonía como la potencia del béisbol del área cuando se inicie en su tierra la Serie del Caribe.

Los Leones del Escogido serán los encargados de buscar la 19na corona de República Dominicana en la historia del clásico caribeño.

"Vamos a tener un equipo fuerte, prácticamente el mismo con el que ganamos el campeonato aunque buscamos algunos refuerzos para fortalecer el pitcheo abridor y de relevo", dijo el gerente general de los Leones, el ex grandesligas Moisés Alou.

Los veteranos Julio Lugo, Fernando Tatis y Pablo Ozuna son los rostros del equipo dominicano, que también incluye al experimentado Erick Almonte como refuerzo y brazos como los de Jordan Norberto, Raúl Valdés y Lorenzo Barceló, los dos últimos de las Aguilas Cibaeñas.

El capitán del conjunto es el receptor Wilkin Castillo.

También se agregó al relevista Jairo Asencio, de los Toros del Este, para sustituir a Fernando Rodney, que fue detenido por los Rays de Tampa Bay y como receptor sustituto se contrató a Francisco Peña.

La sorpresa del equipo dominicano, sin embargo, es que no contará con el veterano Miguel Tejada, quien no aparece en los planes de la gerencia de los Leones, que venció a las Aguilas de Tejada en la final dominicana.

"Tejada no está en los planes del Escogido porque tengo que ser agradecido con Fernando Tatis que nos ayudó a ganar la corona y no voy a llevar a Tejada para dejarlo en la banca", agregó Alou.

Tejada había dicho que le gustaría representar a su país sin importar quién ganara el campeonato.

Los Leones vencieron a las Aguilas Cibaeñas en una serie final que se definió en el máximo de nueve partidos.

República Dominicana tratará de extender a tres su racha de triunfos como sede de la Serie del Caribe, que lidera con 18 torneos. Puerto Rico le sigue con 14, Venezuela con siete y México con seis.

"Este es un buen equipo y tenemos el talento suficiente para recuperar la corona que tuvimos hace dos años", agregó Alou.