CARACAS -- Los Tigres de Aragua acuden a la Serie del Caribe con un profundo cuerpo de lanzadores, apostando a la misma fórmula que utilizaron para conquistar el torneo en 2009.

Los Tigres, monarcas del béisbol venezolano, participan por novena ocasión en la Serie.

El conjunto es dirigido por el estadounidense Buddy Bailey, el mismo manager que estaba en la banca cuando se coronó hace tres años en Mexicali.

"Este es un torneo complicado para los bateadores, porque no se puede practicar antes de los juegos. Por eso es que uno debe reforzarse bien en el pitcheo y esperar que la ofensiva haga lo que pueda para ayudar", dijo Bailey.

Los Tigres mantendrán casi intacto el núcleo de lanzadores con el que se erigieron campeones del béisbol venezolano y le sumarán algunos brazos para compensar las bajas de pitchers claves, como la del abridor Yusmeiro Petit, quien fue el jugador más valioso de la final, y Wilfredo Ledezma, uno de los puntales del relevo.

El grandeliga de los Reales de Kansas City, José Mijares, será la figura de más renombre en el staff de pitcheo de los Tigres, que también contará con Víctor Moreno, Yohan Pino, Yorman Bazardo, Seth Etherton y Francisco Buttó, el más valioso de la Serie del Caribe de 2009; además de los refuerzos Jon Hunton, Ramón Ramírez, Marcos Tábata, Anthony Ortega, Pedro Rodríguez, Alberto Bastardo y Brian Sweeney.

Esos nombres le dan a los Tigres y a su manager un importante margen de maniobra para su estrategia a la hora de manejar a su cuerpo de lanzadores, que será la carta de presentación del equipo, aún cuando hay cierta incertidumbre entre los abridores, al no tener una rotación definida.

Sin embargo, Aragua no sólo será pitcheo, ya que la gerencia de la novena reforzó sus filas ofensivas con la incorporación del campeón de bateo de la liga César Suárez, así como de Luis Jiménez, Gustavo Molina --en reemplazo de Wilson Ramos-- y Miguel Rojas. Ellos se unen a Héctor Giménez, Adonis García, Luis Hernández y Luis Maza, quienes son la base del equipo.

La única deficiencia clara de los Tigres está en su defensa, especialmente en los jardines con García y Suárez.

"Creo que armamos a un buen conjunto para representar a Venezuela en la Serie del Caribe y luchar por traernos el título", dijo Rafael Rodríguez Rendón, presidente de los Tigres.

De esa forma Aragua espera conquistar su segundo cetro del Caribe y el octavo para el país.