(Servicios de LasMayores.com)

SANTO DOMINGO - Hoy en día Eddie Díaz es sinónimo de béisbol ganador en México. De paso, el manager se ha convertido en uno de los extranjeros más celebrados de la pelota mexicana en los últimos años.

"Soy un producto hecho en México", dijo el dominicano Díaz, quien dirige a los Yaquis de Obregón en esta Serie del Caribe. "Ellos me han hecho, me han llevado y estoy muy agradecidos con ellos."

El ex prospecto de los Yankees--y veterano de las organizaciones de Cleveland y Tampa Bay como scout-se ha ganado un sitial privilegiado en los anales de la Liga Mexicana del Pacífico, con un bicampeonato al frente de los Yaquis y un título conquistado en la Serie del Caribe del 2011 en Mayagüez, Puerto Rico. Ahora busca fortalecer lo que ya ha forjado en el béisbol caribeño aquí en el Estadio Quisqueya de Santo Domingo.

"El año pasado no íbamos a viajar 3,000 millas para perder, y gracias a Dios no perdimos", comentó Díaz. "Aquí tenemos que resistirnos a perder; no somos los favoritos de nuevo, pero lo que tenemos que hacer es jugar béisbol. No sé qué va a pasar, pero vamos a resistirnos a perder."

La experiencia de Díaz en la cueva de equipos mexicanos remonta a 1999, cuando tomó las riendas de los Cafeteros de Córdoba de la Liga Mexicana de Béisbol. También ha dirigido al Campeche, Yucatán, Aguascalientes, Veracruz y Oaxaca.

Ha sido casi un "fijo" en playoffs con sus equipos en el verano, como fue el caso en los últimos dos años en la LMB con los Guerreros. Para el 2012, fue contratado para dirigir al equipo de más perfil de la liga, los Diablos Rojos del México. Pero primero está la meta de repetir como campeón de la Serie del Caribe en Santo Domingo, donde le llueven los elogios.

"La verdad es que la casa para mí está bien lejos, pero éste es el lugar donde nací y es un orgullo estar aquí", dijo Díaz acerca de volver a su tierra natal como manager. "Soy un hombre contento en México gracias a Dios."

ESTILO COMO MANAGER
Díaz, oriundo de San Francisco de Macorís, señala a su compatriota Félix Fermín-también piloto veterano en México y una leyenda como capataz en la pelota invernal dominicana, principalmente con las Aguilas Cibaeñas-como uno de sus grandes mentores en el dugout. En cuanto a lo que les exige a sus pupilos, se expresa en términos bien sencillos.

"Voy preparado para 25 jugadores con problemas distintos", manifestó. "A mí lo que me interesa es que me lleguen temprano y que jueguen fuerte. Si tienen algún problema estoy disponible las 24 horas para platicarlo con ellos."

Al dirigir en verano e invierno en varios años consecutivos, Díaz pretende tomar algo de descanso al finalizar la campaña de los Diablos Rojos en el 2012, antes de reintegrarse al béisbol invernal.

"Tengo bastante tiempo sin pasar mucho tiempo con mi esposa y mis hijos", reveló. "Los hijos se han convertido en profesionales, se han graduado de la universidad y los he visto muy poco.

"En primer mes, primer mes y medio, pienso descansar. Ya son seis años seguidos en invierno, 10 en verano."

Será un descanso bien merecido. Pero cuando decida reintegrarse, será recibido con los brazos abiertos y, por supuesto, con mucho cariño sonorense.