(Fernando Llano/AP)

SANTO DOMINGO - Después de varios años de lucha en el béisbol profesional, Alfredo Amézaga parecía haberse ganado un buen espacio en Grandes Ligas como "superutility", jugando varias posiciones a un nivel defensivo que variaba de aceptable a por encima del promedio.

Con los Marlins de la Florida, el mexicano se estableció como figura clave en las escuadras dirigidas primero por Joe Girardi y luego el cubano Fredi González. Era capaz de jugar en los tres jardines, tercera, segunda y el campo corto. Sus números al bate no eran los más brillantes del mundo, pero eran suficientes para justificar su presencia en el lineup. Del 2006 al 2008, jugó en un total de 390 partidos por los Peces.

Pero todo ese buen impulso se detuvo de una manera repentina en mayo del 2009, cuando sufrió una lesión grave en la rodilla izquierda. Ese año terminó su temporada luego de apenas 27 juegos. Se operó de dicha lesión ese mismo año, y en el 2010 tuvo que someterse a una cirugía en la rodilla derecha, lo cual lo mantuvo fuera de acción durante toda la temporada con la excepción de un solo partido de liga menor.

Amézaga reconoció después que en un momento pensó que había terminado su carrera. Definitivamente, no fue una recuperación fácil.

"Fue lenta", le dijo Amézaga a LasMayores.com en el Estadio Quisqueya, donde se encuentra jugando por los Yaquis de Obregón de la Serie del Caribe. "Fue lenta porque ésa fue una de las lesiones más difíciles que puede tener un atleta."

En el 2011 pudo regresar al terreno, recibiendo la oportunidad de jugar en la organización de los Rockies. Luego de batear .305 con Triple-A Colorado Springs, tuvo promedio de .242 con el equipo grande de Colorado en 33 turnos al bate, antes de ser designado para asignación. Los Marlins lo ficharon en agosto ante las lesiones del dominicano Hanley Ramírez y del venezolano Omar Infante, y Amézaga tuvo una actuación discreta con el equipo de Miami en la recta final de la temporada.

NUEVA OPORTUNIDAD EN CHICAGO
En el invierno Amézaga recibió una llamada de los "nuevos" Cachorros de Chicago, dirigidos ahora por el manager Dale Sveum, el gerente general Jed Hoyer y el presidente Theo Epstein. Consiguió un contrato de liga menor con invitación a los entrenamientos del equipo en Mesa, Arizona.

"Me siento bien contento de otra vez ir a Estados Unidos", dijo el sonorense acerca de esta nueva oportunidad. "Aparte de las lesiones que tuve, mi prioridad es demostrarles a Estados Unidos y a Chicago Cubs que ya estoy libre de lesiones.

"Estoy bien contento de ir para allá con una organización muy buena, como es la de los Cubs."

FIRME CON LAS SELECCIONES MEXICANAS
Amézaga vuelve a representar los colores de México en la Serie del Caribe en el 2012. Cuando no ha estado lesionado se le ha visto siempre con los Yaquis y en las selecciones de su país, incluyendo los primeros dos Clásicos Mundial de Béisbol. Es algo que el versátil jugador toma bien en serio.

"Es el sueño dorado de todo pelotero", afirmó Amézaga, quien bateó .274 con tres jonrones y 15 empujadas en 36 partidos por el Obregón en la temporada regular del 2011-12. "Cuando uno representa su ciudad es mucho para uno, pero cuando representa su país, es lo mejor que le puede pasar a un pelotero.

"Estoy bien contento y orgulloso de representar a México."