(AP)

SANTO DOMINGO -- La República Dominicana amplió el sábado su dominio en la Serie del Caribe luego de vencer 6-1 a Puerto Rico para también mantener el invicto.

Detrás de una buena labor en el montículo de Raúl Valdés, que en seis entradas sólo permitió cuatro imparables y una carrera --sucia--, los Leones del Escogido mejoraron su foja a 3-0 y podrían definir el título el domingo cuando se enfrentan a los Yaquis de Obregón.

"Me siento orgulloso de poder contribuir al éxito de la República Dominicana en la Serie del Caribe", dijo Valdés.

Valdés brilló en la serie final dominicana con las Aguilas Cibaeñas al trabajar 21,1 entradas en un período de una semana en la que realizó tres aperturas pero no pudo conseguir victoria y perdió uno al permitir tres carreras, limpias.

Los dominicanos aprovecharon ahora al máximo tres errores de la defensa de Puerto Rico, que con la derrota su foja cayó a 1-2.

"Las cosas no han salido para nada como esperábamos. La defensa colapsó y Valdés tiró tremendo partido", dijo el dirigente de los Indios, Dave Miley.

Luego de tres jornadas, el piloto de los Yaquis, el dominicano Eddie Díaz, entiende que la batalla del domingo será la más importante de todas cuando juega contra los campeones quisqueyanos, Leones del Escogido.

"Mañana será el juego más importante cuando nos enfrentemos a la República Dominicana porque ahí se podría definir la serie", dijo Díaz.

Para ese compromiso, los mexicanos llevarán al montículo a Edgar González, y por los dominicanos estará el zurdo Francisco Liriano.

"Mañana será el día más grande. El día 7 (de febrero) habrá tres países tristes y uno muy feliz. Yo espero que ese sea México", estimó Díaz.

Además, y en el primer juego del domingo, Puerto Rico (1-2) se enfrentará a Venezuela (0-3).

"Estoy avergonzado por la forma en que jugamos hoy", admitió el dirigente de los Tigres, Buddy Bailey. "Espero que mañana juguemos mucho mejor defensa. Somos un equipo que se conoce por la defensa y el pitcheo, pero no hemos jugado buen béisbol".