SANTO DOMINGO - Julio Borbón está decidido a recuperar el tiempo perdido.

El jardinero dominicano se ha pasado el invierno tratando de ponerse en forma de cara a los entrenamientos de primavera de los Rangers, donde le espera una lucha por un puesto en el jardín central de los campeones de la Liga Americana.

"Este invierno pude hacer algunas cosas, y es exactamente lo que necesitaba", dijo Borbón. "Conseguí tiempo de juego y los turnos que me perdí (en el verano)."

Efectivamente, el 2011 fue una campaña de muchas lesiones para Borbón, quien se ausentó primero por una molestia en la corva izquierda y luego vio terminada su temporada por un desgarre en un ligamento del tobillo izquierdo, que le fue operado en agosto.

El guardabosque se vio limitado a apenas 32 partidos a nivel de Grandes Ligas con Texas, en los que bateó .270 en 89 turnos. A nivel de liga menor, entre Doble-A Frisco y Triple-A Round Rock, tuvo promedio de .289 y porcentaje de embasarse de .366 en 33 encuentros y 135 turnos al bate.

"La temporada pasada representó un año difícil en general", afirmó Borbón. "Sobre todo con la forma en que venía bateando (.353 en los 11 partidos anteriores a la lesión en la corva en mayo) cuando ingresé a la lista de incapacitados.

"Pero estuve conforme con la forma en que reaccioné en Triple-A antes de volverme a lastimar, así que voy a seguir luchando. No me ausenté por falta de rendimiento, sino por lesión. Sé que hay muchas cosas buenas que puedo sacar de eso."

Debido a las interrupciones en su campaña del 2011 en Estados Unidos, Borbón jugó la temporada invernal entera con los Leones del Escogido en la República Dominicana. En la campaña regular sólo bateó .193 en 29 juegos y 83 turnos, pero en postemporada reaccionó con .357 en la serie final de nueve partidos ante las Aguilas Cibaeñas, su ex equipo de la Liga Dominicana.

Ahora Borbón pretende volverse a coronar en la Serie del Caribe.

"Ha sido una larga temporada, pero estoy contento con el trabajo que pude hacer y estoy listo para los entrenamientos."

Hablando de la primavera, Borbón encontrará una situación interesante en Surprise, Arizona, donde se espera una batalla entre él, el cubano Leonys Martín y Craig Gentry por la titularidad del jardín central de Texas.

"Voy a llegar con la misma mentalidad que siempre he tenido con los Rangers", comentó al respecto. "Voy a salir a hacer lo mismo, jugar mi juego y mantener las cosas simples. Es la mejor forma de hacerlo.

"No hay razón para ponerme una presión extra", continuó. "Me he demostrado a mí mismo que tengo la habilidad de hacer las cosas bien."

Pero esa tarea tendrá que esperar unos días por lo menos. Falta ponerle el toque final al invierno en este Clásico Caribeño.

"No va a haber mucho tiempo entre esto y el inicio de los entrenamientos, pero con todo el tiempo que me perdí el año pasado, diría que es lo mejor para mí."