SANTO DOMINGO -- Después de tres tragos amargos, los Tigres de Aragua finalmente pudieron probar el néctar de la victoria en la Serie del Caribe.

El derecho Yohan Pino dominó en el montículo y Luis Jiménez remolcó una carrera para que Venezuela derrotara el domingo 7-0 a Puerto Rico en la cuarta jornada del clásico del béisbol caribeño.

Pino (1-0) lanzó seis entradas y sólo aceptó dos indiscutibles, sin carreras y con dos ponches. Fue la primera victoria de los venezolanos tras arrancar con tres derrotas.

A Pino le siguieron en el montículo Marcos Tábata y Víctor Moreno, quienes completaron la blanqueada.

"Estoy orgulloso de la victoria que le di a mi país. Sabía que este era un estadio para lanzadores y lo aproveché tirando muchos strikes y dejando que la defensa hiciera su trabajo", dijo Pinto.

Los venezolanos anotaron la primera carrera en el primer episodio, cuando Jiménez disparó un sencillo al prado izquierdo para remolcar a Jorge Cortés.

En el séptimo, los Tigres golpearon nuevamente con un hit de Miguel Rojas y Cortés anotó desde primera base por un error del jardinero izquierdo Edgardo Báez. En la misma jugada, un error en tiro de Irving Falú permitió que Rojas anotara la segunda vuelta del episodio, que puso el partido 3-0.

En la octava, Luis Jiménez pegó un sencillo luego de un out y Edgardo Alfonzo le siguió con un doble que puso corredores en segunda y tercera. Tras un boleto intencional a Saúl Rivera, Alex Núñez forzó en el plato.

Luis Hernández le siguió con un doble impulsor de dos carreras, pasó a tercera con el tiro al home y posteriormente anotó con un lanzamiento descontrolado que puso el juego 7-0 a favor de los venezolanos.

La derrota fue para Hiram Burgos (0-1) con cinco entradas de cuatro indiscutibles y una carrera. Otorgó dos boletos y abanicó a seis.

La ofensiva puertorriqueña ha sido blanqueada en dos partidos consecutivos, con apenas una carrera en las últimas 27 entradas.

"No hemos lucido bien, eso es verdad, pero todavía tenemos esperanza y saldremos a hacer nuestro trabajo", comentó el intermedista puertorriqueño Sergio Miranda.

El triunfo pone a Venezuela con marca de 1-3, mientras que Puerto Rico cae a 1-3, con dos fechas por jugar.

"Me siento mucho mejor. Pino fue la historia del juego. No habíamos podido conseguir los hits importantes, pero con suerte seguiremos luciendo bien mañana", dijo el timonel de Venezuela, Buddy Bailey, que en la previa había dicho sentirse avergonzado por la manera en que su equipo había jugado.

Por Venezuela, Miguel Rojas bateó de 3-2, con una anotada; Jorge Cortés, de 3-1, con dos anotadas y Luis Jiménez, dos hits y empujada. Luis Hernández, tres remolcadas.

Por Puerto Rico, Irving Falú, Sergio Miranda, Randy Ruiz y Jeff Domínguez, un hit cada uno, para los únicos imparables de los isleños.