SAN LUIS - Preparándose para la segunda temporada de un contrato de dos años con los Cardenales, Carlos Beltrán habló francamente sobre su interés en seguir con el equipo de San Luis más allá del 2013.

Beltrán, de 35 años, ha elogiado bastante a la organización, que lo firmó a un pacto de dos años y US$26 millones en diciembre del 2011. Después de jugar en Kansas City, Houston, Nueva York (Mets) y San Francisco, el puertorriqueño veía a San Luis como el destino ideal en su búsqueda de un anillo de campeón.

El jardinero y sus Cardenales quedaron a una victoria de la Serie Mundial, siendo el 2012 la tercera vez que Beltrán pierde una Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Curiosamente, fue San Luis que fue el vencedor de los Astros (2004) y los Mets (2006) en las primeras dos ocasiones.

Pero el deseo de Beltrán de seguir con los Cardenales no sólo tiene que ver con sus aspiraciones de postemporada. Según el boricua, su familia se ha adaptado muy bien a la ciudad y el ambiente del clubhouse ha sido algo bastante refrescante.

"De verdad me encanta jugar aquí", dijo Beltrán durante el fin de semana en una actividad invernal del equipo con los fanáticos. "No hay dudas de eso. Viví algo aquí el año pasado que no había experimentado en mucho tiempo. Fue un buen clubhouse con mucha gente buena, jugando ante estos fanáticos. Te apoyan de verdad cuando te va bien y cuando te va mal. Es algo grande. Jugar en una ciudad así lo hace todo fácil."

A Beltrán se le preguntó si el ambiente del clubhouse de San Luis era más fácil que en otras paradas en su carrera.

"¿En cuanto a distracciones? Sí, mucho mejor", contestó. "¿En cuanto a compañeros? En los otros camerinos, teníamos buenos compañeros. Pero aquí todo el mundo se lleva bien. No hubo distracciones durante todo (el 2012)."

Beltrán expresó que quisiera platicar con los Cardenales antes de finalizar la próxima temporada acerca de una extensión de contrato, no es una expectativa.

"Entiendo el negocio de este juego", manifestó. "No es la primera vez que me encuentro en esta situación. Entiendo que van a hacer lo que más le convenga a la organización. Estoy contento. Estoy pensando en este año. Quiero salir a jugar bien y espero ganar un campeonato."

Los Cardenales sí quisieran tener la oportunidad de retener a alguien con el potencial de Beltrán de producir, pero hay varios factores que influirían en el nivel de interés del equipo en intentar firmarlo.

Uno de esos factores se trata del dominicano Oscar Taveras, el mejor prospecto de los Cardenales y el número 12 de todo el béisbol, según MLB.com. Lo más probable es que Taveras empiece este año en Triple-A, pero se le proyecta con el equipo grande en el 2014. Con Matt Holliday y Jon Jay bajo contrato durante varios años todavía, Taveras se perfila como el sustituto lógico de Beltrán.

Los Cardenales también quieren ver la salud de Beltrán. Aunque el puertorriqueño jugó en 151 partidos la temporada pasada (135 como titular), ha tenido varias lesiones en las rodillas desde sus tiempos con los Mets. Su durabilidad probablemente sea una interrogante por el resto de su carrera.

"Estoy al punto de mi carrera en que tengo que ser inteligente", dijo Beltrán al respecto. "Me encantaría salir todos los días y rendir. Nunca se sabe cómo te saldrá la temporada. Ahora mismo siento que puedo salir a jugar todos los días."

El manager de los Cardenales, Mike Matheny, ha estado claro en sus intenciones de descansar a Beltrán como lo ve necesario. El veterano le brindó a San Luis una campaña de .269 de promedio, 32 jonrones y 97 empujadas en el 2012. En 12 juegos de playoffs conectó 15 hits.

"Me gustaría decir que estoy más cómodo aquí después de jugar un año y conocer a los muchachos, la organización y cómo funciona todo", expresó Beltrán. "Me siento bien. Creo que el año pasado fue bueno para nosotros, aunque no llegamos a la Serie Mundial. Debimos jugar un poco mejor, pero fue difícil mantenernos en salud como equipo.

"Espero que este año podamos mantenernos en salud como equipo y llegar un poco más lejos."