(AP)

Los Rangers tienen dinero para gastar, prospectos que pueden canjear y terreno que deben recuperar para estar al mismo nivel de sus rivales.

Aunque Texas goza de un equipo bastante bueno, la gerencia del club está consciente de que hay espacio para mejorar. Pero querer algo y hacerlo son dos cosas diferentes.

Afortunadamente para el gerente general Jon Daniels, aunque no queda mucho de dónde elegir en el mercado, las opciones que tienen podrían ayudar a los Rangers. La rotación y los jardines son las dos áreas en las que Texas más necesitaría reforzarse. Precisamente existen posibles soluciones para dichos puestos.

Los dos mejores agentes libres disponibles son el abridor Kyle Lohse y el jardinero central Michael Bourn. En el mercado de cambios, la mejor opción es el guardabosque Justin Upton. Los Rangers bien podrían esperar hasta la fecha límite para hacer canjes para agregar a un jugador. Pero si Daniels quiere mover las fichas en las últimas semanas de la temporada baja, tiene esa opción.

Hace poco más de un año, el 18 de enero del 2012, los Rangers firmaron al serpentinero japonés Yu Darvish; están acostumbrados a hacer movimientos de peso tarde en el invierno.

También hay que recordar que los Rangers son muy buenos a la hora de proteger su futuro. La meta en Arlington nunca ha sido armar una escuadra para una sola temporada, sino establecer un equipo capaz de dar la pelea año tras año. No es probable que Daniels se deje llevar por el pánico.

Es crucial que Texas tome en cuenta las consecuencias a largo plazo, ya que el dinero no es el único factor en los casos de Lohse, Bourn y Upton. Para adquirir a cualquiera de los tres, también tendrían que prescindir de talento en su sistema.

Para conseguir a Upton, los Rangers se verían obligados a desprenderse de algunos prospectos. Los D-backs no tienen huecos su roster de Grandes Ligas que tengan que llenar urgentemente. Por lo tanto, a cambio del cañonero de 25 años de edad, Texas tendría que ceder a uno de sus mejores prospectos, como el curazoleño Jurickson Profar, Mike Olt o el venezolano Martín Pérez.

Aun si adquirieran a Upton, no está claro qué tan bien éste encajaría en Arlington. Texas está más necesitado de ayuda en el jardín central, donde se espera que usen a Craig Gentry y al cubano Leonys Martin, que en las esquinas, donde cuentan con David Murphy el dominicano Nelson Cruz como titulares.

Las mejores soluciones a corto plazo parecen estar en el mercado de agentes libres. Bourn, valorado por su defensa, representaría una mejoría en el jardín central. Lohse le brindaría estabilidad a una rotación con mucho talento pero pocas garantías. Pero, aunque es un jugador veloz que acaba de cumplir 30 años de edad, Bourn no tiene mucho poder y su valor al bate podría disminuir considerablemente si decae su velocidad. Lohse, de 34 años de edad, ha lanzado durante los últimos seis años y medio en una liga que no utiliza el bateador designado y ha pasado los últimos cinco años en un estadio que favorece a los pitchers.

De firmar a cualquiera de los dos, los Rangers tendrían que renunciar a su selección de primera ronda del draft amateur y a la opción de invertir el dinero de la primera ronda en selecciones subsiguientes. No sólo les costaría dinero, sino también talento.

La oficina central de Texas debe preguntarse si el equipo que tiene ahora mismo es lo suficientemente bueno como para arriesgarse a no hacer más movimientos. Haber agregado a A.J. Pierzynski y Lance Berkman deberá ayudar a contrarrestar las partidas de los agentes libres Mike Napoli y Josh Hamilton.

Profar y Olt están listos para contribuir; solamente necesitan la oportunidad. Y aunque quizás sea desagradable decirlo, sacar el bate de Michael Young del lineup podría resultar beneficioso. Los Rangers tenían esperanzas de hacer grandes movimientos este invierno, pero quizás sean igual de buenos que cuando terminó la temporada del 2012.

Lo más inteligente de parte de los Rangers sería no perder de vista el futuro, retener sus recursos y hacer ajustes durante la temporada. De esa manera, podrían competir en el 2013 sin sacrificarse a largo plazo.