Albert Pujols. (Chris Carlson/AP)

TEMPE, Arizona - Durante casi toda su carrera, desde algún momento del 2003, Albert Pujols ha jugado con una facitis plantar en el pie izquierdo.

"Va y viene", dijo el dominicano acerca de la lesión crónica.

Últimamente, a medida que Pujols avanza en su recuperación de una cirugía en la rodilla derecha a la que se sometió durante la temporada baja, la condición se ha exacerbado. Pero el inicialista ha seguido jugando, como lo ha hecho siempre, e incluso hizo se debut de la primavera en la primera base el martes.

"No es algo que me vaya a impedir estar en el lineup, porque he jugado con esto durante campañas enteras", explicó Pujols.

La facitis plantar se manifiesta cuando el ligamento que soporta el arco del pie se distiende, causando dolores al caminar o simplemente al pararse. Se trata de una condición que en verdad nunca desaparece.

Pujols, de 33 años de edad, jamás ha ingresado a la lista de incapacitados debido a la facitis plantar. El quisqueyano dice que se está sometiendo a un tratamiento más agresivo durante estos entrenamientos y que está utilizando zapatillas ortopédicas, los cuales también lo ayudan con la rodilla operada.

Al preguntársele cómo se siente el pie izquierdo cuando juega, Pujols respondió, "Adolorido, pero nada fuera de lo común que me obligue a decir, 'Hombre, no puedo jugar, me duele demasiado'. En estos momentos, me estoy concentrando en fortalecer la rodilla. Con la facitis plantar puedo lidiar".