José Veras.

KISSIMMEE, Florida - Viniendo de la victoria de su país en el Clásico Mundial de Béisbol, el relevista dominicano José Veras volvió a los entrenamientos de los Astros exhibiendo mucho orgullo con el logro de la selección quisqueyana.

Dominicana tuvo marca de 8-0 en el torneo, derrotando a Puerto Rico por 3-0 en la final el martes en el AT&T Park de San Francisco.

"Fue algo que no puedo explicar", dijo Veras. "Fue increíble estar ahí con esa sensación. Es impresionante la presión de cada juego. Los primeros dos juegos que estuve ahí, pues no pude haberme imaginado la intensidad.

"Después de eso se descubrió el espíritu del juego y cómo jugamos…eran como partidos de la Serie Mundial."

Veras lanzó en dos encuentros por la República Dominicana, tirando 1.2 inning. Pero lo grande fue la experiencia de aportar a la victoria y vivir una experiencia única con sus compatriotas.

"Siempre rezamos a Dios por la victoria y para hacer nuestro trabajo, poner lo mejor de nosotros, porque hay gente que pensaba que no íbamos a hacerlo", dijo Veras. "Se pensaba que nos faltaban estrellas, pero no se trata de nombres, sino una meta en común. Por eso ganamos cada juego y jugamos con el corazón todos los días. Por eso lo hicimos."

Ahora a Veras le toca concentrarse en su labor con los Astros. El derecho no lanza en un juego de la Liga de la Toronja desde el 1ro de marzo, pero es el claro favorito para ganarse el puesto de cerrador de Houston.

"Probablemente lance tres, cuatro o cinco veces más antes de que nos vayamos (a Houston)", expresó Veras. "Vamos a estar bien, sabiendo que tengo que enfocarme en mi trabajo y prepararme para una temporada larga. Se acabó el Clásico y gracias a Dios ganamos. Ahora tengo que enfocarme en el futuro."

El zurdo Xavier Cedeño, quien lanzó por Puerto Rico en el Clásico, también estuvo de regreso en los entrenamientos de Houston el viernes.