Ernesto Frieri.

ANAHEIM - Ernesto Frieri ha aprendido con la experiencia que luego de una presentación difícil, no puede pensar en eso al día siguiente o en el juego siguiente.

El cerrador colombiano de los Angelinos permitió un jonrón del dominicano Nelson Cruz el sábado en el noveno inning, pero no era una situación de salvamento. Con una ventaja de cinco carreras, Frieri estaba lanzando simplemente para mantenerse en ritmo para la temporada, en vez de tratar de salvar una victoria por una carrera.

"Recuerdo cuando estuve con esa racha el año pasado (27.1 entradas sin permitir carreras)", relató Frieri, refiriéndose a su increíble actuación luego de llegar a los Angelinos en un cambio con los Padres. "Permití mis primeras carreras en Nueva York contra los Yankees. Sabía que tarde o temprano iba a pasar. No podía ser para siempre. Tampoco me molestó la próxima vez que salí a lanzar. No permití carreras (vs. los Tigres). En mi próxima oportunidad, conseguí el salvamento.

"Por eso es que éste es el mejor deporte", continuó el derecho. "Si tienes un mal día, puedes reivindicarte al día siguiente. Nunca quieres que te vaya mal, pero este juego es difícil. Estamos enfrentándonos a los mejores bateadores del béisbol. A veces van a sacar la bola del parque. Tienes que tener una memoria corta y aprender a dejar eso, seguir adelante y enfocarte en la próxima."

Frieri tiene 27 años y está llegando al apogeo de su carrera, pero está en el béisbol profesional desde el 2003, cuando debutó en la organización de los Padres. Logró un enorme progreso el año pasado, limitando a los bateadores contrarios a promedio de .140 en 54.1 episodios. Registró 80 ponches con apenas 26 bases por bolas. Su rol en Los Angeles podría cambiar cuando esté listo para lanzar Ryan Madson, pero Frieri piensa más en el equipo que en sus propios números.

"Cada año crece mi confianza", dijo Frieri. "Es excelente la experiencia que me estoy ganando cada día y cada temporada, especialmente con la clase de equipo que tenemos. Siempre estoy tratando de aprender de todo el mundo.

"Estoy preparado para hacer lo que hice el año pasado y ayudar a este equipo a ganar. De eso se trata todo. Tenemos muchos buenos brazos en nuestro bullpen y estoy contento de estar con estos muchachos."