Carlos Quentin.

SAN DIEGO - El jardinero de los Padres, Carlos Quentin, decidió retirar su apelación a una suspensión de ocho partidos impuesta por Major League Baseball por la trifulca ocasionada el pasado jueves contra los Dodgers de Los Angeles.

Quentin tomó la decisión el domingo previo al último juego de la serie en contra de los Rockies de Colorado. Quentin se perderá la serie de tres encuentros en contra de los Dodgers, la cual comienza este lunes. El toletero tampoco hará el viaje para una gira de seis partidos en Los Angeles y San Francisco.

Los Dodgers se mostraron bastante molestos por las acciones de Quentin, quien se fue a la lomita en busca del pitcher Zack Greinke después de que éste le golpeara con un lanzamiento en el hombro. Ambos chocaron en el encuentro como dos jugadores de fútbol americano y Greinke se fracturó la clavícula izquierda, lesión que lo dejará fuera de acción al menos ocho semanas.

Quentin será elegible para volver a jugar el 23 de abril cuando los Padres reciban a los Cerveceros.

La apelación se retiró luego de un diálogo entre la liga y el Sindicato de Peloteros de Grandes Ligas - el cual representa a Quentin en su apelación - y quedó claro que la suspensión no será reducida.

"Sé que Carlos prefirió no ir más lejos en este asunto", dijo el manager de los Padres Bud Black, "basándome en lo que escuché, la suspensión iba a permanecer en ocho juegos, pero creo que el principal factor en esta decisión es que Carlos decidió poner esto en el retrovisor lo más rápido posible".

El incidente, y el revuelo que éste creo en los medios de comunicación, parece haberle afectado a un extremadamente reservado Quentin, quien se caracteriza por no ser muy abierto con la prensa. El cañonero, quien no vio acción el domingo contra los Rockies, batea de 5-0 con dos ponches desde el incidente el pasado jueves.

También se especuló que la decisión de Quentin de retirar la apelación se debió a que el pelotero quería evitar la serie contra los Dodgers en Los Angeles, en donde seguramente hubiera sido blanco de abucheos y criticas contundentes. Pero el jardinero desmintió dicha conjetura.

"Se han dicho muchas cosas", manifestó Quentin. "En lo que concierne a la serie en contra de los Dodgers - les puedo decir que obviamente me perderé ésta, pero seré parte de las próximas. Los enfrentaremos muchas veces".