PHOENIX -- Mientras que el pitcheo y bateo de los D-backs ha sufrido altibajos en lo que va de esta temporada, la defensa del club se ha lucido de manera consistente. En los primeros 25 juegos de Arizona, el equipo ha cometido solamente seis errores para un porcentaje de fildeo de .994, el cual ocupa el primer lugar en Grandes Ligas.

"Ha tenido un efecto bien positivo en nosotros", dijo el manager de los D-backs, Kirk Gibson. "Tratamos de convencer a nuestros pitchers de que lancen para contacto, y ellos entienden el por qué. No todos son capaces de hacer esas tremendas jugadas, pero nosotros lo hemos sido".

Entre los D-backs que aún no han cometido un error tras el juego del domingo en contra de los Rockies se encuentran los venezolanos Miguel Montero y Gerardo Parra, A.J. Pollock y Paul Goldschmidt.

"Los muchachos se enorgullecen mucho de ello", destacó Goldschmidt. "Cada jugador en el equipo lo predica. La defensa es clave si se quiere ganar. Es una temporada bien larga y esperamos seguir brillando con el guante".

La última vez que los D-backs cometieron un error fue el pasado jueves (su sexto), cuando el venezolano Martín Prado no pudo hacer la jugada a un roletazo flojo por toda la línea de la tercera base y dejó entrar una carrera. A criterio de Gibson, esa jugada debió haber sido marcada como imparable debido a que el antesalista se encontraba jugando muy atrás y tuvo que atacar el batazo.

"Nunca pensé que esa jugada fuera un error, la marcación fue muy estricta", manifestó Gibson. "El tercera base estaba jugando muy atrás, básicamente fue un toque tras un swing, tuvo que hacer por la bola y esperar que llegara a él, eso nunca pasó. La decisión no fue la acertada".

Aun así, con peloteros regulares como Aaron Hill y Willie Bloomquist en la lista de lesionados, además de pasar dos semanas sin Jason Kubel antes de ser activado, la consistencia del club a la defensiva habla del buen trabajo que el cuerpo de instructores ha hecho con los jugadores.

"Tenemos un gran programa, todos mis coaches han hecho un gran trabajo", elogió Gibson. "Creo que es acumulativo. Este es nuestro tercer año completo como staff, y este año modificamos un poco nuestro trabajo para prepararlos al describirles lo que queremos hacer. Porque los errores suceden cuando la gente se apresura y trata de hacer algo que no debería".