Carlos Santana. (AP)

FILADELFIA - Todos los días el manager de los Indios, Terry Francona, hace un esfuerzo por aprender un poco más de español. La verdad es que el objetivo va más allá de simplemente aumentar su cultura general, sino poder conversar más a fondo con el dominicano Carlos Santana.

"Me encanta eso", dijo Francona acerca de su interactuar diario con el receptor de la Tribu. "Es bien cómico. Me ayuda todos los días con el español. Es una forma de llegar a conocerlo. Me hace reír con las cosas que dice."

Santana, de 27 años, se destaca del lado ofensivo, algo que para Francona es algo extra cuando se trata de un cátcher. Lo primordial para un receptor es manejar un cuerpo monticular y ser un sólido jugador defensivo. Santana se está convirtiendo poco a poco en un pelotero completo.

El dominicano lleva promedio de .319 con siete jonrones. Su porcentaje de embasarse de .430 refleja su paciencia al bate a pesar de su enorme swing. En un total de 142 veces al plato, Santana se ha ponchado en apenas 27 ocasiones y ha recibido 24 bases por bolas.

Su OPS (porcentaje de embasarse más slugging) es de un robusto 1.018., el tercer mejor de la Liga Americana.

"Batea de ambos lados del plato, batea para poder y acepta sus boletos. Como cátcher joven, está aprendiendo la responsabilidad de la importancia de manejar un cuerpo monticular. Hay que reconocerle que está aprendiendo y que está tratando de aprender.

"A veces después de un paso hacia adelante toma uno para atrás, pero está tratando de verdad y valoramos eso."

Santana causa un impacto positivo en el clubhouse y raras veces se enoja, con una excepción bien marcada.

"La única forma (de que se enfade) es decirle que no va a jugar", relató Francona. "Y me encanta eso de él."