Marcell Ozuna. (AP)

MIAMI - En Grandes Ligas durante un mes solamente, Marcell Ozuna ya está haciendo historia con los Marlins.

El jardinero dominicano de 22 años lleva una racha de 14 juegos seguidos bateando de hit. Es la cadena más larga de la actualidad en Grandes Ligas y también empata a Ozuna en el tercer lugar en los anales de los Marlins para un novato.

El colombiano Edgar Rentería tiene el récord para un novato del equipo floridiano con 22 partidos consecutivos con conectando indiscutible, que fueron en 1996. Chuck Carr está en el segundo lugar de la lista con 15 en 1993. Chris Coghlan (2009) y Rentería (2006) también tuvieron rachas de 14 encuentros seguidos con imparable como novatos.

"Ha traído esa energía todos los días", dijo el manager del equipo de Miami, Mike Redmond. "Se está divirtiendo. Valora la oportunidad que tiene ahora de estar en Grandes Ligas y quiere seguir aquí. Es divertido ver esa energía y ver a un muchacho dándolo todo cada noche."

Es obvio que el buen bateo de Ozuna está llamando la atención. Pero también impresiona su buen esfuerzo, su "joseo", por los Malrins.

Por ejemplo, el martes Miami fue dejado en el terreno por Tampa Bay, pero Ozuna jugó duro hasta lo último. No tenía posibilidades de hacer un tiro a tiempo a la goma para atrapar a Kelly Johnson, quien anotaría la carrea de la victoria desde la segunda base. Pero de cualquier forma, Ozuna le corrió fuerte a la bola e hizo un disparo desesperado al home.

"No sabes si él puede caerse (camino a la goma)", explicó el dominicano.

En dicho encuentro, Ozuna enseñó una buena agresividad corriendo las bases, algo que preparó el escenario para que los Marlins empataran el juego.

"Estaba tratando de que el pitcher (estuviera concentrado en mí) y que tirara muchas bolas malas, para que se embasara más gente", dijo Ozuna.

Últimamente Redmond ha colocado a Ozuna como cuarto bate. El dominicano se perfila como pieza clave en la reconstrucción de los Marlins.

"Quiero que los muchachos lo den todo en el terreno", dijo el piloto. "Eso es lo que hablamos durante el invierno, traer a nuevos peloteros para cambiar la cultura. Esa es la clase de jugador que quiero. Quiero peloteros que jueguen duro durante todo el partido."