Aníbal Sánchez.

Después de la breve salida de Aníbal Sánchez el sábado, el manager de los Tigres, Jim Leyland, expresó cierta preocupación por el derecho venezolano.

Leyland sacó del juego contra Minnesota a Sánchez luego de apenas 3.2 innings y 72 pitcheos.

El diestro se había perdido su apertura anterior programada debido a una rigidez en la espalda y fue sacado del partido del sábado como una precaución. Leyland afirmó que Sánchez se encuentra bien físicamente y que de cualquier manera tenía previsto sacar al venezolano luego de 80 lanzamientos.

Sin embargo, el domingo el piloto dijo que Sánchez "no lucía coo él" en su salida del sábado y reconoció estar preocupado.

"Lo curioso es que no hay dolores ni nada por el estilo", manifestó Leyland. "Esas son las informaciones que me están dando…estoy preocupado. No tienes que ser un genio para oler algo ahí. Es que (la bola) no se veía bien saliendo (de su mano)."

De su parte, Sánchez confirmó después del juego del sábado que a pesar de que se sentía bien físicamente, sus pitcheos no tenían su poder y velocidad normales.

"No puedo explicarlo", expresó. "Me gustaría saber cómo pasó esto."