Ernesto Frieri. (Stephen Dunn/Getty Images)

CHICAGO - Cuando los Angelinos adquirieron a un relevista poco conocido de nombre Ernesto Frieri desde los Padres el 3 de mayo del 2012, estaban desesperados - en busca de un arma adicional para un asediado bullpen y tenían la esperanza de que el colombiano, quien había lanzado mayormente como relevista largo en San Diego, podría convertirse en un brazo efectivo para los últimos innings.

Al final lo que obtuvieron fue a uno de los mejores taponeros de todo el béisbol.

Del 23 de mayo del 2012 - el día en el que el derecho de 27 años de edad registró el primer salvamento de su carrera- hasta el último juego de la serie el miércoles en el Wrigley Field, Frieri está empatado en la novena posición en Grandes Ligas en juegos salvados (45) y en el octavo sitio en porcentaje de salvamentos (90.0). En ese periodo, el colombiano ha limitado a la oposición a un promedio de embasarse más slugging de .579 - el promedio de la Liga Americana es de .708 - mientras que exhibe una efectividad de 2.81 y un WHIP (bases por bolas más hits entre el numero de innings lanzados) de 1.08 WHIP.

Al finalizar esta temporada, Frieri es elegible para el arbitraje salarial por primera vez, y el taponero puede esperar un aumento significativo a su salario de $530,000 que percibió en 2013.

"Todavía pienso que tengo mucho que aprender en este rol", indicó Frieri. "Este es un rol que trae consigo bastante responsabilidad. Es un rol en el que tienes que controlar tu adrenalina, y cada día que lanzas, cada día que estás en un partido, aprendes algo nuevo. Sólo tienes que tratar de tomar ventaja de eso para utilizarlo en el juego y seguir desarrollándote, aprendiendo de tus errores.

"Personalmente me siento bien satisfecho con lo que he sido capaz de lograr y con la confianza que el equipo ha depositado en mí. Sólo tengo que seguir trabajando".

A diferencia del año pasado, Frieri ha pasado por malos momentos durante la primera mitad - particularmente del 18 al 29 de mayo, cuando cedió seis carreras en cinco presentaciones - pero el sudamericano ha sido capaz de superar las oportunidades de salvamento desperdiciadas y los periodos largos sin ver acción. En 39 2/3 innings, Frieri tiene un promedio de efectividad de 2.95 con 13.6 ponches porcada nueve entradas y un WHIP de 1.16.

¿Y qué pasó con la recta cortada y cambio de velocidad en las que Frieri trabajó para tratar de perfeccionar durante la pasada primavera? Olvídense de ello. Frieri ha tirado 89.3% de rectas esta campaña, según pitchF/X, un aumento en comparación con un 86.2 el año pasado.

"Existen dos diferencias en mi recta - tengo la recta que sólo viaja con la velocidad de mi brazo, luego tengo la recta que viaja con la rotación de la bola y que se mueve mucho", explicó Frieri, quien recientemente ha tenido bastante éxito en la loma. "Creo que eso es lo que ha pasado en estos últimos días. He refinado mi mecánica un poco, y estoy soltando la bola en un punto ideal. Es por eso que creo que mis pitcheadas han sido más efectivas".