Justin Masterson (centro) es al as de la rotación de la Tribu. (AP)

CLEVELAND -- Lo que en una ocasión fue considerado como el talón de Aquiles del equipo, la rotación de los Indios ha sido su fuerte durante las últimas semanas.

En los 16 partidos antes de la acción del lunes, los abridores de Cleveland tuvieron marca de 8-2 con 1.79 de efectividad, controlando a sus oponentes a un promedio de .181. El grupo de abridores no permitió carrera alguna en 26 entradas consecutivas, la racha más larga de los brazos de la Tribu desde el 2008, cuando hilaron 22 episodios en blanco.

Dicha racha llegó a su fin el lunes en el sexto episodio de una victoria de Cleveland sobre los Medias Blancas.

"(Los abridores) nos han dado la oportunidad de ganar cada noche", señaló el piloto de los Indios, Terry Francona. "Incluso en las noches en que cometemos varios errores, o los bates no despiertan, tenemos la oportunidad de ganar cada juego y eso se debe a nuestro pitcheo. Esa es una buena manera de jugar".

La Tribu tuvo 11-6 en sus últimos 17 partidos y, antes del lunes, la rotación de Cleveland encabezó la Gran Carpa con un promedio de carreras limpias de 2.08. En ese trecho el pitcheo abridor de los Indios permitió apenas cuatro jonrones. Y de las seis derrotas, cinco fueron por una carrera y la otra derrota se decidió por dos anotaciones. Cleveland ha promediado poco más de siete hits y un error por compromiso en sus últimas seis derrotas.

Pero como Francona indicó, eso no ha sido la culpa de su grupo de abridores. El as convocado al Juego de Estrellas, Justin Masterson, tiene 2-0 con 1.27 de efectividad en sus últimas tres presentaciones. En sus últimas siete aperturas, Scott Kasmir lleva marca de 3-0 con un promedio de carreras limpias admitidas de 1.60. Corey Kluber tiene foja de 1-0 y 2.67 de efectividad en sus últimas cinco salidas, mientras que el dominicano Ubaldo Jiménez lleva 2-1 con 2.82 de efectividad en sus últimas cinco aperturas.

Zach McAllister, el abridor del primer partido de la serie de los Indios contra los Medias Blancas, tuvo su primera apertura desde que regresó de la lista de incapacitados al recuperarse de un esguince en un dedo de la mano derecha. La semana pasada, permitió ocho imparables y cuatro carreras (tres merecidas) en 5.0 entradas en la derrota de Cleveland ante Seattle, antes de conceder sólo dos anotaciones en 7.0 innings el lunes vs. Chicago.

"Veo bien a este grupo. Creo que se respetan bastante uno al otro y eso es bueno", manifestó Francona, quien observa con frecuencia a sus abridores compartiendo tiempo juntos. "Te puedes dar cuenta de que se valoran uno al otro".