Los Dodgers comandan el liderato absoluto del Oeste de la L.N. (Mark J. Terrill/AP)

LOS ANGELES -- Los Dodgers de Los Angeles se encuentran en territorio inusual, registrando cifras impresionantes mientras acumulan victorias y una imponente ventaja de 7,5 juegos en la División Oeste de la Liga Nacional.

Delante o detrás en la pizarra, frente a equipos de la Liga Nacional o la Americana, los Dodgers avanzan alegremente en medio de una racha de ocho victorias e invictos en sus últimas 16 series.

Los Angeles inicia una gira de siete partidos el viernes en Filadelfia, cuando tratará de igualar la racha ganadora más larga del club desde que los Dodgers sumaron nueve triunfos en fila del 9 al 18 de mayo de 2010.

"Llegamos con gran actitud y un poco de bamboleo orgulloso", dijo Nick Punto, que juega varias posiciones con el equipo.

Este no era el caso hace casi dos meses para un equipo cuya nómina de 215 millones de dólares al iniciar la temporada regular traía consigo grandes expectativas. Tenía foja de 30-42 el 22 de junio y el manager Don Mattingly estaba en la cuerda floja.

A partir de ese día, los Dodgers han registrado la mejor foja de las mayores con 40-8. Es la mejor racha de 48 partidos en la historia de la franquicia en la era moderna y la máxima de las Grandes Ligas desde que los Cardenales sumaron marca de 41-7 del 11 de agosto al 1 de octubre de 1942. Los Angeles tiene foja general de 70-50 en la temporada.

"No importa a quién le lanzan o qué alineaciones haya armado Donnie", dijo el catcher A.J. Ellis. "Tenemos confianza en nosotros mismos".

Se nota, especialmente en partidos que se deciden por una carrera. Los Dodgers han ganado 12 de esos juegos en fila, un record de la franquicia, con foja de 19-11 en duelos de ese tipo esta temporada. No han perdido un partido por diferencia de una anotación desde que cayeron el 10 de junio frente a Arizona. El equipo remontó una desventaja de cuatro carreras el miércoles para derrotar 5-4 a los Mets.

Una franquicia que no ha llegado a los playoffs en los últimos tres años y no ha estado en una Serie Mundial desde que se coronó en 1988 es considerada por los corredores de apuestas de Las Vegas como la favorita a llevarse todo.

"Están jugando una defensa magnífica, lanzan de locura y están pegando grandes hits", dijo el manager de los Mets, Terry Collins, cuyo equipo fue barrido el miércoles en su serie en Los Angeles. "Y uno no necesita jugar mucho mejor si está haciendo todas esas cosas".

Hay cinco razones por las que los Dodgers se han convertido en un equipo de primer lugar.

La primera de ellas es la presencia del cubano Yasiel Puig y del dominicano Hanley Ramírez. La increíble racha del equipo comenzó unas tres semanas después de que Puig fuera convocado a principios de junio. Encabeza al club con .368 de promedio con el tolete, el cual incluye 11 jonrones y 27 carreras producidas.

El jardinero de 22 años le ha imbuido a los Dodgers una pasión tanto dentro como fuera del terreno que les hacía mucha falta al principio de la campaña.

El torpedero Ramírez lo sigue de cerca, con.360 de promedio, 11 cuadrangulares y 37 empujadas. Regresó el miércoles desde que se lastimó el hombro en un partido frente a los Cachorros el 4 de agosto.

La segunda razón es el pitcheo. El as Clayton Kershaw y el veterano Zack Greinke encabezan la rotación, en la que el surcoreano Hyun-Jin Ryu también está registrando buenos números. Kershaw es líder de efectividad en las Grandes Ligas con un estelar 1.88.

Además cuentan con profundidad en la banca, que incluye veteranos que han militado en equipos campeones pero ahora no juegan todos los días. Punto suplió a Ramírez y bateó para .450. Jerry Hairston Jr., Skip Schumaker y el dominicano Juan Uribe fungen como bateadores emergentes confiables.

El cuarto motivo del éxito de los Dodgers es su bullpen. El cerrador Kenley Jansen lo ha estabilizado, al convertir 12 oportunidades de salvamento consecutivas.

El cuerpo de relevistas lleva foja de 11-1 con 18 salvamentos en 19 oportunidades desde el 22 de junio. Ronald Belisario, Brandon League, el dominicano Carlos Mármol --recién llegado al equipo-- y Paco Rodríguez han desempeñado papeles cruciales en prepararle el terreno a Jansen.

Finalmente, los Dodgers tienen pólvora adicional a punto de unírseles. El relevista recién contratado Brian Wilson estará con el club el fin de semana tras rehabilitarse en las menores, y el toletero Matt Kemp podría estar de vuelta a fin de mes luego de torcerse el tobillo izquierdo.