Perfil de Edinson Vólquez (AP)

PHOENIX - Lo inevitable se convirtió en realidad el martes, cuando los Padres dejaron en libertad de manera oficial al derecho dominicano Edinson Vólquez, tres días después de que el equipo lo designara para asignación.

Aunque pocos fanáticos de San Diego se pusieron tristes por la noticia-Vólquez tenía marca de 9-10 con efectividad de 6.01 en 27 aperturas-el coach de pitcheo de los Padres, Darren Balsley, lamentó que las cosas no salieran mejor.

"Para mí es frustrante no haberlo podido ayudado más", dijo Balsley. "Y claro, de su parte, es frustrante porque él sabe que es mucho mejor pitcheo de lo que demostró".

En su última salida con los Padres, Vólquez permitió cinco carreras y cinco hits al sacar apenas dos outs en el primer inning de un partido contra los Cachorros el 23 de agosto. Al día siguiente fue designado para asignación.

Entonces, ¿cuál fue el problema?

"Es posible que haya tenido un poco de mala suerte este año, con muchos batazos que cayeron de hit y muchos rallies que se le acumularon", dijo Balsley. "Pero como lanzador de Grandes Ligas, tienes que superar eso".

El principal problema de Vólquez, según Balsley, tuvo que ver con sus emociones, sobre todo en medio de los juegos.

"Trabajamos mucho en la mecánica para mantenerlo con un buen movimiento hacia el home plate; tratamos de que abreviara su último paso hacia el plato y que se enderezara un poco más", relató Balsley. "En las sesiones del bullpen, lo hacía bien. Pero en el juego, básicamente sobre-tiró. Eso resultó en que la buena mecánica se perdiera.

"Y es difícil decirle a alguien que no dé todo de sí", continuó el instructor. "Es un pitcher muy competitivo. Pero ese aspecto competitivo lo perjudica".

Vólquez tuvo 11-11 con promedio de carreras limpias de 4.14 en 32 aperturas por los Padres en el 2012, cuando la oposición le bateó para promedio de .236. Pero este año, los contrarios tuvieron promedio de .291 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .820. Su proporción de ponches por cada nueve innings (7.33) fue la más baja en su carrera para una temporada completa.

Balsley espera que Vólquez, a pesar de sus problemas con San Diego, pueda tener un renacer en su carrera-aunque sea con un equipo diferente.

"¿Tiene qué, 30 años (cumplidos el pasado 3 de julio)? Aún es joven", expresó. "En el futuro, espero que sea firmado rápidamente por otro equipo. Una vez controle las emociones, va a ser muy buen pitcher".