Los Piratas aspiran a mucho más que 82 victorias.

ARLINGTON - Los Piratas por fin aseguraron su primera temporada ganadora desde 1992 el lunes al derrotar a los Rangers. También le pusieron fin a una racha de cuatro derrotas al hilo.

"Es algo bien bueno", dijo el primera base/jardinero de Pittsburgh, Garrett Jones acerca de la victoria número 82 del equipo que aseguró un récord positivo para el 2013. "Tomamos otro paso en la dirección que queremos-playoffs, Serie Mundial y un anillo".

La piedra angular de la franquicia en el terreno de juego, el guardabosque Andrew McCutchen, también habló de las metas de los Piratas. "Es otro paso", manifestó. "Continuaremos empujando, echando para adelante".

El coach de bateo de Pittsburgh, Jay Bell-quien jugó en el campo corto por aquella edición de los Piratas de 1992-reconoció lo bueno de lograr el triunfo número 82, pero de inmediato señaló que hay otras cosas a las que aspiran estos Bucaneros.

"No queremos ser clasificados como mediocres nada más", dijo Bell. "No es excelente; tenemos un equipo de muchachos muy talentosos que las cualidades para ser excelentes.

"Quiero que ellos nos dé la mayor oportunidad para ganar una Serie Mundial. Eso es lo que queremos hacer".

El máximo ejecutivo del club, Bob Nutting, les recordará eso mismo a todo el mundo en la organización.

"Como he dicho, nuestro enfoque único ha sido construir un club que pueda competir por un puesto en la postemporada y que pueda sostener ese nivel de éxitos a largo plazo. Ganar 82 juegos nunca será la meta de esta organización", dijo Nutting. "Obviamente éste fue un paso importante en el proceso".

El héroe de la victoria del lunes simboliza lo mucho que tuvieron que esperar los fanáticos de Pittsburgh para ver una temporada ganadora de su equipo. El lanzaor Gerrit Cole tenía dos años la última vez que los Piratas llegaron a 82 triunfos.

"La verdad es que no entendemos qué han pasado los fans, pero sabemos que los hace sonreír ver ese número 82", dijo Cole. "Estamos extremadamente contentos de hacer que ellos sientan que tenemos un equipo ganador. Pero nos faltan algunas semanas y va a haber unos juegos bien importantes".

Por otro lado, varios jugadores del equipo estuvieron contentos de ya no tener que tratar el tema "82".

"Significa que ya no tengo que hablar de eso en ningún lado", dijo McCutchen. "Eso es lo que más me gusta. Es lo único que he escuchado desde que subí por el sistema (de los Piratas) hasta llegar a las Grandes Ligas. Perder, perder, perder, perder. Es lo único que escuchas después de un tiempo. Estoy contento de no tener que hablar de eso ya".

Después de ser barridos en San Luis por sus rivales divisionales, los Cardeneales, fue importante ganarle el lunes en la ruta a una potencia de la Liga Americana.

"Llegamos para jugar", dijo McCutchen. "Sabemos que las cosas no se van a volver más fáciles. Tenemos que seguir adelante. Pero esta victoria enseñó la clase de equipo que tenemos".

Podría ser la clase de equipo que, como lo puso Bell, "lo puede hacer durante las próximas siete, ocho semanas de la temporada".

Como saben los fanáticos con acceso a un calendario, la campaña regular sólo cuenta con tres semanas más. Esas otras semanas que menciona Bell pertenecen a octubre, mes en el que los Piratas definitivamente tienen planes de jugar.