Brian Wilson. (AP)

Después de una derrota de los Dodgers por 3-2 ante los Gigantes el jueves, el relevista de Los Angeles, Brian Wilson, fue a conversar con el dueño principal del equipo de San Francisco, Larry Baer, en el AT&T Park.

Wilson le gritó algunas cosas a Baer, quien de su parte había expresado que llevaba mucho tiempo tratando de entregarle al lanzador su anillo de campeón del 2012.

"Desde hace siete meses tratamos de entregarle su anillo de Serie Mundial, incluyendo estos últimos tres días", dijo una portavoz de los Gigantes, Staci Slaughter. "Ha sido más difícil de lo esperado. Ya le entregamos el anillo a personal de los Dodgers y ahora él lo tiene.

"De verdad tratamos de hacer lo correcto. Lo invitamos a la ceremonia de entrega de anillos. Varias personas de nuestra organización trató de contactarlo, sin respuesta".

Después de la discusión cerca del dugout, Baer le pasó el anillo a un empleado de los Dodgers fuera del clubhouse de Los Angeles.

"Es desafortunado, porque él fue un miembro importante de nuestra organización", agregó Slaughter.

Wilson, quien lanzó siete campañas con los Gigantes, tiró en apenas dos juegos por San Francisco en el 2012 antes de someterse a una cirugía Tommy John. El equipo ganó la Serie Mundial ese año y no volvió a firmar a Wilson.

El derecho firmó con los Dodgers este año y lleva marca de 2-1 con efectividad de 0.73 en 16 presentaciones.