Chris Pérez

CLEVELAND -- Los Indios dejaron en libertad al controversial pitcher cerrador Chris Pérez.

Pérez, participante en dos ocasiones en el Juego de Estrellas, abusó de la hospitalidad en Cleveland. Perdió su empleo en la última semana de la temporada regular cuando los Indios estaban tratando de asegurar un boleto de comodín a la postemporada. El despido selló otro año turbulento para el lanzador derecho, quien fue arrestado en junio después de que agentes antidrogas siguieron a su casa un paquete que contenía marihuana. Él y su esposa se declararon culpables a un cargo de delito menor.

"Acabamos de terminar reuniones del equipo y tomamos la determinación de que Chris no encajaba en nuestra nómina", dijo el jueves el gerente general Chris Antonetti al anunciar el despido de Pérez.

Pérez parecía ser siempre el centro de algo controversial. Hizo enojar a los aficionados de los Indios por decir que no apoyaban al equipo, e irritó a la oficina administrativa del club cuando dijo que ésta no estaba gastando lo suficiente para ganar.

Pérez, quien era elegible para arbitraje salarial este invierno, registró 25 salvamentos esta temporada. Sumó 124 en cinco campañas con los Indios, quienes lo adquirieron en 2009 en una negociación con San Luis.

Pero los salvamentos de Pérez rara vez fueron habituales ya que con frecuencia colocaba corredores en base, dificultando las cosas y aumentan do la presión arterial de los aficionados y administradores de Cleveland.

Después de que permitió cuatro carreras en la novena entrada de una victoria sobre Minnesota hacia el final de la temporada, Pérez entró a la oficina del manager Terry Francona y le dijo que no quería costar al equipo un posible pase a la postemporada. Francona lo retiró de inmediato del puesto de cerrador y surgieron conjeturas de que Pérez no estaría en la nómina del playoff.

Sin embargo, Pérez fue uno de los 25 jugadores en la nómina para la serie de comodines que perdieron ante Tampa Bay.

Cleveland también anunció que han adquirido al zurdo Colt Hynes de los Padres a cambio de efectivo.

Hynes, de 28 años de edad, estuvo la primera mitad de la campaña pasada entre Doble-A San Antonio y Triple-A Tucson, donde tuvo un total de 2-0 con 4 rescates y un promedio de carreras limpias de 1.52 en 41 salidas, controlando a los bateadores zurdos a un promedio de .147 y otorgando solamente dos bases por bolas en 47.1 entradas.

En la segunda mitad del 2013 con San Diego, su primera estadía en Grandes Ligas, registró 9.00 de efectividad en 22 presentaciones como relevista, limitando a los bateadores zurdos a un promedio de .156.