Curtis Granderson y Robinson Canó. (Rob Tringali/Getty Images)

Lo bonito del béisbol es que nunca descansa.

Seguro, la Serie Mundial acaba de terminar, y los campeones Medias Rojas de Boston abandonaron el campo del Fenway Park, celebraron en el clubhouse, se prepararán para un gran desfile y no volverán a jugar hasta los entrenamientos primaverales.

Pero todo eso ya es historia.

La temporada 2014 arranca desde ahora, mientras los equipos comienzan a mover sus piezas en busca de armar sus rosters con la esperanza de tener su propia fiesta en octubre del próximo año.

En las próximas semanas antes de llegar a ese día mágico en febrero cuando los pitchers y catchers se reportan para comenzar a trabajar en las ligas Cactus y de la Toronja, muchos contratos se firmarán y cambios se concretarán.

Aquí vamos de nuevo, listos para ver lo que el Invierno al Rojo Vivo nos tiene preparado.

Primero lo primero: Con la culminación del Clásico de Otoño, los peloteros elegibles ya son oficialmente agentes libres.

Ningún equipo puede firmar a un agente libre de otro club hasta después de un período de exclusividad de cinco días. Hasta entonces, un agente libre sólo puede volver a firmar con el equipo que jugó al final de la campaña.

Los equipos ahora tienen cinco días para hacer una oferta clasificada por un año y $14.1 millones a sus propios agentes libres, y si un jugador rechaza dicha oferta y elige firmar con otro club, su ex equipo tiene derecho a una selección del draft como compensación.

Un jugador tiene una semana para aceptar la oferta y permanecer con su equipo por un año más con un salario de $14.1 millones, o puede rechazarla para probar el mercado. Si un equipo decide no hacer esa oferta clasificada, entonces no tiene derecho a una selección del draft como compensación cuando el jugador firme con otro club.

Algunos de los nombres de peso que probablemente estarán disponibles en el mercado de agentes libres serán el dominicano Robinson Canó de los Yankees, el jardinero de los Medias Rojas Jacoby Ellsbury, los jardineros Shin-Soo Choo de los Rojos, Curtis Granderson de los Yankees y el puertorriqueño Carlos Beltrán de los Cardenales, el primera base/bateador designado de los Medias Rojas Mike Napoli, el receptor de los Bravos Brian McCann, los abridores dominicanos Ubaldo Jiménez de los Indios, Ervin Santana de los Reales y Matt Garza de los Rangers, además de los relevistas Brian Wilson de los Dodgers, Grant Balfour de los Atléticos y el dominicano Joaquín Benoit de los Tigres.

Aparte de ese grupo tenemos al lanzador Masahiro Tanaka, quien tuvo marca de 24-0 para los Golden Eagles de Rakuten en la Liga del Pacífico esta temporada. Se espera que el japonés solicite ser posteado después de la Serie Final de Japón esta semana, lo que desataría una guerra de ofertas entre equipos de Grandes Ligas para tratar de adquirir al derecho, quien cumple 25 años este viernes.

Y muchos otros peloteros también estarán disponibles este invierno.

Ya sea si un equipo decide ser agresivo en el mercado de agentes libres o jugar un papel conservador y tratar de armar su roster con jugadores de la casa, he aquí un consejo bien importante para los gerentes generales: Nunca se queden satisfechos consigo mismos. Ni un segundo.

"Tienes que ser realista acerca de cómo vas a gastar tu dinero", dijo el gerente general de los Marineros, Jack Zduriencik. "A veces las cosas no salen como se planean, y si te sientas a esperar a una sola carta, otras más pudieran esfumarse frente a ti y al final te quedarás sin nada".