Bud Selig y Michael Weiner. (Bebeto Matthews/AP)

PARAMUS, Nueva Jersey -- El funeral de Michael Weiner reunió al comisionado de beisbol Bud Selig y al tercera base de los Yanquis de Nueva York Alex Rodriguez, adversarios que por igual rindieron homenaje al líder sindical el domingo durante un servicio religioso de 35 minutos.

Dave Winfield, Frank Thomas, David Cone, Bobby Bonilla, el presidente de los Medias Rojas Tom Werner, el dueño de los Marlins de Miami Jeffrey Loria, el líder sindical entrante Tony Clark y el ex dirigente sindical Donald Fehr estuvieron entre los cientos de personas que abarrotaron la Capilla Robert Schoem's Memorial.

"Si alguien quiere sentarse en el piso delante de las bancas, está bien", dijo la rabino Mary Zamore. "Como saben, Mike Weiner era conocido porque le gustaba la informalidad. Respetaremos eso apretujándonos todos".

Weiner murió el jueves a los 51 años, menos de cuatro años después de haber tomado la dirigencia de la Asociación de Jugadores de la MLB. Su esposa Diane Margolin leyó una elegía, mientras que algunos asistentes lloraban y sollozaban. Algunos vestían calzado Converse Chuck Taylor All-Star en su honor.

"He estado pensado cómo hablarles en esta ocasión desde el 12 de agosto, cuando un tumor cerebral canceroso invadió el cerebro de Mike", dijo. "Imaginaba que este día estaría muy, muy lejos, pero sabía que vendría".

Selig se sentó en la tercera fila de la capilla y al parecer no se topó con Rodríguez, quien busca derogar una suspensión de 211 partidos que le impusieron a mediados de año.

Rodríguez ha expresado críticas contra Selig, y los abogados del astro de los Yanquis han discordado con las declaraciones que Weiner hizo en agosto, cuando recomendó un arreglo negociado.

A Weiner le sobreviven su esposa y sus hijas Margie, Grace y Sally.

Weiner fue sepultado en el Cementerio Cedar Park.