La única meta de Jon Daniels (der) esta temporada muerta era reforzar su ofensiva.

Si el ganar la temporada muerta significa identificar al club que se ha puesto en la mejor posición para ganar la Serie Mundial en el 2014, podemos señalar a los Rangers como aquel equipo.

Se puede argumentar que al menos 15 conjuntos tienen lo suficiente para llevarse el título la próxima campaña. Con el talento bien distribuido entre los principales clubes, se ha hecho más difícil identificar a un verdadero favorito.

Pero Texas parece estar mejor posicionado para llegar al Clásico de Otoño. Si no son considerados unos de los mejores equipos en la Liga Americana luego de agregar dos bateadores de impacto -- Prince Fielder y Shin-Soo Choo -- pueden estar cerca.

Lo mejor de todo es que lo lograron manteniendo intacto uno de los mejores grupos de lanzadores en el béisbol. Así que casi dos meses luego de un decepcionante final de temporada, el gerente general de los Rangers, Jon Daniels, tiene a los aficionados llenos de optimismo y altas expectativas.

Después de no renovar los contratos de Josh Hamilton y Mike Napoli hace un año, los Rangers anotaron 78 carreras menos en el 2013, para caer de octavos en las Grandes Ligas tras encabezar la lista el año anterior. Texas no anotó más de dos carreras en 54 encuentros, una de las cinco mayores cantidades en el Joven Circuito. La baja en el rendimiento de la ofensiva afectó bastante a los Rangers porque su rotación y bullpen fueron mucho mejor en el 2013. También lo fue su defensa.

Así que Daniels se enfocó en solamente una meta esta temporada muerta: reforzar la ofensiva. Primero, hizo una gran adquisición al traer a Fielder de los Tigres a cambio del intermedista Ian Kinsler.

Con solamente esa adición, el directivo agregó en la parte media del lineup a un muchacho que promedió 35 cuadrangulares en ocho campañas en la Gran Carpa y un toletero zurdo que encaja perfectamente en el estadio de Arlington.

Y ahora este fin de semana, Daniels hizo otro movimiento: el pactar con Choo por siete años y US$130 millones. Es una pieza perfecta para el equipo. Los Rangers fueron séptimos en la Liga Americana en porcentaje de embasarse, y Choo viene de un año en que tuvo un porcentaje de embasarse de .423 con los Rojos. Por eso muchos en el béisbol llaman al jardinero "la máquina de embasarse".

En choo y Fielder, Daniels adquirió a dos jugadores que están entre los primeros 10 jugadores activos en porcentaje de embasarse. Están por muy poco detrás del venezolano Miguel Cabrera y sobre Alex Rodríguez y Matt Holliday.

De reprente, una alineación que lucía débil el año pasado podría lucir de esta manera:

Shin-Soo Choo, jardinero izquierdo.

El venezolano Elvis Andrus, torpedero.

El dominicano Adrián Beltré, antesalista.

Prince Fielder, incicialista.

El puertorriqueño Alex Ríos, jardín derecho.

Mitch Moreland, bateador designado.

El boricua Geovany Soto, receptor.

Jurickson Profar, intermedista.

El cubano Leonys Martín, jardinero central.

Cuando se trata de velocidad y poder, no existe una mejor alineción que esta. Sin embargo, el punto fuerte de los Rangers es una rotación encabezada por Yu Darvish y Derek Holland y un bullpen lleno de lanza fuegos (el dominicano Neftalí Féliz, Robbie Ross, Tanner Scheppers) incluso tras la partida del cerrador Joe Nathan.

Es posible que cuando anuncie la firma de Choo, Daniels advierta que las expectativas no significan mucho. Hubo varias ocaciones en las últimas dos temporadas en que los Rangers lucían como el mejor conjunto del Joven Circuito. A mediados de la campaña pasada, el directivo ni quería saber del tema.

Luego de adueñarse del banderín de la Liga Americana en el 2010 y 2011, los aficionados de los Rangers solamente estarán satisfechos con un título de Serie Mundial. El llegar a ese punto siempre es un camino largo, incluso en un año fácil.

Sin embargo, Daniels ha puesto a Texas en un buen lugar. Con los Atléticos, Angelinos y Marineros luciendo mucho mejor y con los Astros en un ascenso, será divertido seguir la División Oeste de la Liga Americana el próximo año. Y los Rangers guiarían el grupo.