Bryce Harper

WASHINGTON -- En el 2013, el dolor fue algo constante para el guardabosque de los Nacionales, Bryce Harper. Varios choques con los muros de los jardines -- entre otros incidentes -- lo dejaron con distintas molestias.

Entonces, para Harper fue una buena señal cuando recientemente se dio cuenta de que pudo correr sin ningún dolor.

"Poder batear y correr sin dolencias fue bastante divertido", expresó Harper. "Eso no ha ocurrido en un año, así que fue bastante difícil. Estoy consciente de que habrá altibajos y molestias, pero fue algo un poco desalentador.Ha sido una gran temporada muerta al poder hacer actividades de béisbol sin lesiones".

Harper no quiso responder a las preguntas de cuándo estará completamente recuperado de su operación en la rodilla izquierda a la que se sometió en octubre, pero señaló que se ha estado rehabilitando tres veces a la semana.

En el 2013 Harper tuvo promedio de .274 con 20 cuadrangulares y 58 impulsadas en 118 partidos, pero su desempeño tuvo un notable descenso tras un excelente comienzo en abril. Se lastimó la rodilla izquierda al chocar con la pared de los jardines en el Dodger Stadium el 13 de mayo y luego se volvió a lastimar, lo que lo obligó a pasar más de un mes en la lista de incapacitados.