Carlos Correa. (Pat Sullivan/AP)

HOUSTON - No hay nada en el comportamiento público de Carlos Correa que indique que el boricua tiene apenas 19 años de edad. Con una estatura de seis pies y cuatro pulgadas y hombros amplios, se parece a Alex Rodríguez cuando éste era jovencito. Te mira los ojos, tiene una actitud relajada y habla el inglés elocuentemente a pesar de que no es su primer idioma.

Cuando se trata de Correa, la primera selección de draft amateur del 2012, es obvio por qué los Astros estaban tan interesados en él. Y al verlo jugar, es obvio por qué se le considera el mejor prospecto de Houston.

El 2014 se perfila como una campaña crucial para el torpedero, quien participará en los entrenamientos de Grandes Ligas por primera vez tras su primera campaña completa en la Liga del Medio Oeste. Correa será uno de los jugadores más jóvenes en el clubhouse de los Astros, pero nadie ha demostrado más potencial.

"Estoy muy entusiasmado por esta temporada", dijo Correa. "Me emociona participar en los entrenamientos de Grandes Ligas y demostrarles lo que puedo hacer en el terreno y hacer un buen trabajo allí. Será una experiencia divertida".

Correa fue el segundo jugador más joven en la Liga del Medio Oeste en el 2013 y aún así terminó en el primer lugar de dicha liga con un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .872, en el segundo lugar con porcentaje de embasarse de .405 y en el tercer lugar con promedio de .320. También conectó nueve cuadrangulares y produjo 86 carreras.

Es probable que Correa comience la temporada del 2014 en Clase A Lancaster y que pase a la mitad de la campaña a Doble-A Corpus Christi.

"Jugar una temporada completa en Clase-A con 18 años edad y el éxito que ha tenido es muy inusual", dijo el gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, acerca de Correa. "Le augura un futuro brillante. Aproximadamente cada década, un jugador muy especial llega a Grandes Ligas antes de cumplir los 21 años y creo que él puede ser ese tipo de jugador".

Correa ya impresionó al cuerpo de coaches de los Astros tras disputar algunos partidos en la Liga de la Toronja el año pasado. A los 19 años de edad, no va a hacer el roster para el Día Inaugural, pero seguramente ésta será la última vez que se reporte para los entrenamientos sin ser parte de los planes inmediatos del equipo grande.

"El año pasado fue una gran experiencia", dijo Correa. "Este año será una experiencia nueva. Tendremos la oportunidad de estar en el clubhouse de Grandes Ligas y veremos cómo se juega al nivel más alto. Y tendremos la oportunidad de jugar con ese talento".

Los Astros tienen la finca más profunda del béisbol y Correa encabeza una lista de prospectos prometedores que incluye al jardinero George Springer, al inicialista Jonathan Singleton y a los lanzadores Mark Appel, Mark Foltynewicz y Lance McCullers Jr.

Correa fue sincero en una entrevista reciente y manifestó que su meta es hacer el roster de Doble-A al principio de la temporada y no al final. El puertorriqueño goza de tremendo brazo, aplomo y un buen manejo de los pies. Se supone que adquirirá más poder a medida que vaya creciendo. Pero también reconoce que aún se está desarrollando.

"Diría que mucho, física y mentalmente", manifestó Correa. "He mejorado jugando a diario. Te permite jugar mejor. Ha sido una gran experiencia en ligas menores aprender a jugar de la manera correcta".

Correa es uno de los mejores prospectos que ha dado Puerto Rico, que ha producido algunos de los peloteros de más nombre en el béisbol. Cuando jugó en la pelota invernal de su país en el 2012, Correa compartió con sus compatriotas Yadier Molina y Carlos Beltrán y aprendió mucho de ellos.

"Te sientas con ellos, hablas de pelota y aprendes mucho", dijo Correa. "Haces preguntas en la banca y sigues aprendiendo. Aprovechas todas las oportunidades. Es de mucha ayuda aprender acerca del béisbol y a jugar como se debe".

Los Astros probablemente comiencen la temporada del 2014 con el dominicano Jonathan Villar en el campo corto, mientras Correa avance dentro de la finca.

"Siento que he madurado mucho, especialmente a nivel mental", dijo Correa. "El aspecto mental es el 90% del juego. Las experiencias que he tenido desde que me seleccionaron en el draft han sido muy valiosas para el club. Creo que soy un mejor pelotero dado mi enfoque mental. Ha sido una gran experiencia estar con el equipo de Grandes Ligas en los entrenamientos y estará allí con (el manager) Bo Porter. Aprendes mucho cuando estás con esos muchachos".