Jhonny Peralta

JUPITER, Florida -- El torpedero Jhonny Peralta llegó el jueves temprano al entrenamiento de primavera de los Cardenales de San Luis, y dijo que está ansioso por conocer a sus nuevos compañeros.

El dominicano se presentó al campamento el jueves, cuatro días antes de la fecha obligatoria para reportarse.

El infielder fue suspendido por 50 partidos la temporada pasada cuando jugaba con Detroit por sus vínculos con el escándalo de dopaje de Biogenesis. El agente libre firmó después un contrato de cuatro años por 53 millones de dólares con los Cardenales.

Los seguidores de San Luis parecen darle una cálida bienvenida a Peralta, pero el dominicano, elegido dos veces al Juego de Estrellas, espera un recibimiento diferente cuando los Cardenales jueguen de visitantes.

"Conozco muchos aficionados, y no se van a quedar callados", dijo Peralta. "Van decir muchas cosas. Es béisbol. Necesitas olvidarte de eso e intentar jugar".

El jugador de 31 años aún no había conocido a la mayoría de los peloteros o entrenadores de los Cardenales antes de su llegada al campamento, aunque sí recibió mensajes del jardinero Matt Holliday y del manager Mike Matheny.

"Llegar antes es importante", dijo Peralta. "Quiero conocer a cada uno en el camerino antes de que todo empiece, conocer a cada coach y cada persona que se entrena".

Matheny y Peralta hablaron en persona por primera vez el jueves.

"Él está aquí antes, evidentemente, y es emocionante verlo, como a todos los demás", expresó Matheny. "Su excusa no es (escapar de) la nieve. Creo que simplemente quería estar aquí con su equipo. Estamos ansiosos por mostrarle su camino aquí y comenzar a establecer esos vínculos".

La anémica producción ofensiva de los torpederos Pete Kozma y Daniel Descalso en 2013, y la falta de un prospecto listo para Grandes Ligas, llevó a los Cardenales a fichar a Peralta.

Tanto Kozma como Descalso estarán de nuevo en el entrenamiento de primavera. En octubre, sumaron entre los dos un hit en 20 turnos al repartirse el trabajo de campocorto en la derrota de la Serie Mundial ante Boston.

Peralta bateó .303 con 11 jonrones y 55 carreras impulsadas en 107 partidos de temporada regular la campaña pasada. Promedia .268 en su carrera con 156 vuelacercas.