Jugadores de Rangers expresan su apoyo a Venezuela. (Stephen Hawkins/AP)

La pretemporada de Grandes Ligas es un momento para que los peloteros se pongan en forma, trabajen en los fundamentos y compitan por un puesto en el roster.

Para Miguel Cabrera, Félix Hernández, Elvis Andrus y muchos otros jugadores venezolanos, hay un elemento que complica la situación. Sus pensamientos están a miles de kilómetros, en los problemas en su patria.

La violencia relacionada con manifestaciones callejeras antigubernamentales ha dejado desde el 12 de febrero al menos ocho muertos y más de 100 heridos en Venezuela, el hogar de 63 peloteros que estaban en rosters de equipos de las mayores cuando comenzó la temporada de 2013.

Cabrera tuiteó el viernes una foto con varios compañeros, entre ellos su compatriota y nuevo coach de infield Omar Vizquel, posando con dos banderas venezolanas y mensajes como "(hash)SOMOS TU VOZ VENEZUELA", "(hash)LEJOS PERO NO AUSENTES" y "SOSVENEZUELA".

"Desde aquí apoyando a VENEZUELA", escribió el toletero de los Tigres de Detroit, oriundo de la ciudad de Maracay y elegido dos veces como Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Cabrera emitió su mensaje desde los campos de entrenamiento en Lakeland, Florida.

El pitcher de los Marlins, Henderson Alvarez, también posó con compañeros --entre ellos el lanzador cubano José Fernández-- con una bandera de Venezuela y pancartas con la palabra "Paz".

El derecho de 23 años dijo que llevó a Florida a su esposa y su hija de dos meses, después que la bebé sufrió problemas respiratorios por gases lacrimógenos lanzados cerca de su casa en Caracas.

"Mi familia en Valencia está bien. Mi hija es la que fue afectada", comentó Alvarez. "Dos veces fue afectada por gases lacrimógenos. Ayer las mandé a buscar, la traje a ella y a mi esposa a Miami".

Valencia, en el estado de Carabobo, es la ciudad natal de una reina de belleza local de 22 años que murió esta semana durante una manifestación. Los oponentes del gobierno dicen que su muerte fue culpa de la violencia ejercida por los seguidores del presidente Nicolás Maduro para dispersar las protestas, mientras que el gobierno alega que el disparo que la mató salió de las propias filas de la mujer.

Maduro, sin mencionar a jugador alguno por su nombre, afirmó que los jugadores se expresaron presionados por las elites políticas y económicas de Estados Unidos, que según él, estarían detrás de una supuesta campaña internacional para desprestigiar a su gobierno.

Indicó que se pretende hacer que el mundo crea que él ordenó "enfrentar a los manifestantes pacíficos con fuerza y en algunos casos" con miembros de las milicias armadas conocidas como "colectivos".

"Este es el cuento que ellos están echando al mundo... han buscado artistas famosos en el mundo para que escriban y digan esto, pagando; han presionado a Grandes Ligas venezolanos para que salgan con retratitos diciendo `SOSVenezuela'".

"Los dueños de los equipos de Grandes Ligas han presionado a nuestros muchachos", agregó.

Andrus, el dominicano Adrián Beltré y otros peloteros de los Rangers de Texas posaron el sábado con banderas venezolanas y carteles en el campamento en Surprise, Arizona. El campocorto dijo que el acto no trató de hacer un pronunciamiento político.

"Como venezolanos, es el momento de que manifestemos el apoyo a los estudiantes a fin de ayudar a la paz", señaló. "Creo que al final se trata de ser humanos. Y cuando eres un buen ser humano, no quieres que la gente muera, reciba un tiro o sufra lo que está ocurriendo ahora".

"No estamos tratando de cambiar algo ni de meternos en la política. Al final, no tratas de apoyar a algún bando", agregó.

En la foto se unieron a Andrús el japonés Yu Darvish y el cubano José Contreras.

"Es muy significativo ver el apoyo que tenemos, no sólo de Venezuela... sino de República Dominicana, México y Japón, ver el apoyo que tenemos de todos esos países", comentó el torpedero de los Rangers.

Hernández, as de los Marineros de Seattle, también es oriundo de Valencia.

"Estoy algo preocupado porque mi familia está allá", comentó. "Sólo quiero paz. Eso es todo lo que quiero. Venezuela es un poco peligrosa, sólo quiero que mi familia esté segura. Eso es todo".

Indicó que intenta sacar a su madre del país y llevarla a Estados Unidos.

"Mi mamá está tratando de averiguar cómo puede venir", agregó el ganador del Cy Young de la Liga Americana de 2010 desde el campamento de los Marineros en Peoria, Arizona.

Hernández señaló que "mete miedo" ver en televisión las imágenes de los enfrenamientos callejeros entre grupos en contra y a favor del gobierno en Venezuela. Muchos peloteros se mantienen al tanto de los sucesos en su país a través de las redes sociales.

"Estoy viendo las noticias aquí, y por Twitter e Instagram, y viendo los canales en español", agregó Hernández.

El pitcher de los Medias Rojas, Félix Doubront, otro oriundo del estado de Carabobo, dijo que su esposa e hijos están en Fort Myers, Florida. Sin embargo, está preocupado por su madre, padre, hermano y hermana, que siguen en Venezuela.

Al mismo tiempo, el zurdo de 26 años intenta concentrarse en su trabajo en la pretemporada.

"Hay muchas cosas que te preocupan, pero no puedo hacer nada, sólo ayudar a mi familia y protegerlos desde aquí", señaló. "Todos están hablando sobre Venezuela, pero no quiero perder mi concentración aquí".

El jardinero Avisaíl García, de los Medias Blancas de Chicago, dijo que sus padres y hermana se encuentran en Venezuela, lejos de los lugares donde han ocurrido hechos violentos.

"Pero me preocupa mi país, porque mucha gente muere", expresó García en Glendale, Arizona. "Ojalá que todo mejore".

Los Nacionales de Washington tienen a dos receptores venezolanos, Wilson Ramos y José Lobatón.

"Ahora estamos trabajando, pero tenemos la mente en Venezuela. Es difícil concentrarnos en lo que tenemos que hacer aquí, porque nuestras familias están allá", dijo Ramos en el campamento de los Nacionales en Viera, Florida.

Explicó que su familia está bien y se siente segura por ahora.

"Pero todos los días les llamo después de la práctica y les pregunto cómo se sienten, qué están haciendo", afirmó. "Siempre les digo, `quédense en casa, no salgan, compren mucha comida y permanezcan en casa, si necesitan algo, cómprenlo rápido en el supermercado y regresen'".

Lobatón dijo que se preocupa por su país, y afirmó que sólo desea lo mejor para Venezuela.

"Hablo con mi familia, me dicen que en Valencia las cosas andan muy mal. Ahí vivo yo. Me dicen que tienen que quedarse adentro de la casa porque afuera no saben qué puede ocurrir", relató.

Andrus comentó que tiene dos hermanos mayores que viven en Venezuela. Dijo que habla con ellos todos los días y que están seguros, aunque llevan un par de días encerrados en sus casas con sus familias.

"Como ser humano, uno se molesta cuando ve lo que está pasando en su país con la milicia haciéndole cosas a los civiles, y a los estudiantes, y eso es lo que me molesta", expresó en el hogar de pretemporada de los Rangers en Surprise, Arizona.

"No soy un tipo que se meta en la política", agregó. "Pero detesto ver a alguien que sólo camina y trata de decir algo y es golpeado por la policía, o es golpeado por cualquier militar que se supone que defienda al país, en vez de dispararle o agredirlo".