Marcell Ozuna. (AP)

JUPITER, Florida - Las expectativas no han mermado con respecto a Marcell Ozuna, el alegre y enérgico guardabosque de los Marlins. El dominicano de 23 años de edad comenzó los entrenamientos con el carril de adentro para el puesto de jardinero central de Miami.

Pero ahora, faltando 12 días para que arranque la temporada del 2014 en el Marlins Park, será el desempeño de Ozuna lo que determinará si el guardabosque hará o no el equipo grande.

Ozuna está trabajando con el coach de bateo del club, Frank Menechino, para corregir su swing. Entre sus objetivos está bajar más rápido el pie de adelante y eliminar algunos movimientos innecesarios.

"Parece que es sólo un problema con su timing", dijo el manager de los Marlins, Mike Redmond. "Ha estado trabajando con Frankie para tratar de hacer los ajustes".

Sea cual sea la razón, Ozuna llegó al miércoles bateando para .135 (de 35-7) en esta pretemporada.

Mientras tanto, los Marlins están usando varias combinaciones en el jardín central. Jake Marisnick fue el titular el martes contra los Astros y tuvo tres hits en la victoria de Miami por 8-1.

Redmond espera que un par de días de hacer ajustes y relajarse ayuden a Ozuna a destacarse en los últimos partidos de la Liga de la Toronja.

"Aún espero que esté con nosotros en el Día Inaugural", dijo el capataz. "Queremos verlo salir y seguir jugando. Nos gustó lo que hizo el año pasado. No siempre se puede juzgar basándose en los resultados de los entrenamientos".

Redmond señaló que a veces basta con un turno al bate para que todo encaje.

"Espero que pueda salir de eso, por su propio bien, y que consiga algunos hits para quitarse un poco de esa presión", dijo Redmond.

Los Marlins aún consideran a Ozuna una pieza clave de su futuro. El dominicano es atlético, posee un brazo fuerte en los jardines y ha demostrado potencial para ser un bateador de poder.

Aunque Ozuna era el favorito para defender el jardín central, el club se está preparado para irse con otra opción.

"Nos vamos a asegurar de tomar la mejor decisión para el equipo y para ganar los juegos", manifestó Redmond.

Marisnick ha tenido una pretemporada sólida. Pero al igual que Ozuna, también está puliendo su swing. Existe la posibilidad de que ambos comiencen la temporada en Triple-A Nueva Orleans y que Christian Yelich se traslade del jardín izquierdo al central. Dada esa situación, podrían terminar compartiendo el jardín izquierdo Brian Bogusevic y Reed Johnson, éste último un invitado a los entrenamientos sin puesto asegurado que está reuniendo argumentos para colarse en el equipo grande.

A estas alturas se tratan de puras especulaciones, ya que aún hay tiempo para que Ozuna se enderece antes del 31 de marzo.

"Es decisión (del equipo)", dijo Ozuna. "Siento que soy capaz de destacarme (en el jardín central)".

Los Marlins subieron a Ozuna la temporada pasada desde Doble-A Jacksonville en abril cuando Giancarlo Stanton se lesionó la corva derecha. En 70 juegos con el equipo grande en el 2013, Ozuna bateó para .265 con tres jonrones y 32 remolcadas. Pero su temporada se vio abreviada debido a una lesión en el pulgar izquierdo por la que tuvo que ser operado.

Ozuna se recuperó a tiempo para ver acción por los Gigantes del Cibao en la República Dominicana.

"Me sentí bastante bien en la pelota invernal", dijo Ozuna. "Tuve buenos turnos al bate allá".

"Es bien trabajador", dijo Redmond acerca de Ozuna. "Trabaja muy fuerte. Estos muchachos trabajan con Frankie. Ven videos. Créanme, todos quieren tener éxito. Hay mucha gente tratando de ayudarlos".