Al Alburquerque. (Stephen Dunn/GettyImages)

DETROIT - Todo el énfasis que los Tigres pusieron sobre el derecho Alberto Alburquerque en los entrenamientos primaverales para que lanzara y ubicara más su recta podría haber dado resultados.

El relevista dominicano de Detroit, quien es propenso a tirar sliders y es conocido por hacer abanicar a los bateadores pero también perder periódicamente la zona de strike, lanzó una entrada en blanco el miércoles sin otorgar pasaporte ni recetar un ponche, retirando a los tres bateadores con bolas puestas en juego. El jueves también vio acción y lanzó dos tercios de entrada, con un pasaporte, un ponche y una carrera permitida.

Durante sus primeras siete presentaciones antes de ver acción el jueves, Alburquerque no había concedido una sola base por bola, siendo el período más largo de esa índole que el dominicano ha tenido en una temporada. El derecho tuvo seis presentaciones consecutivas sin dar pasaporte en septiembre.

"Está lanzando strikes. Probablemente ha sido nuestro brazo más consistente desde el bullpen esta campaña", dijo el manager Brad Ausmus. "Pero la temporada apenas comienza. Espero que siga lanzando de la manera en que lo ha hecho".

El dominicano - y su selección de pitcheos- superaron una prueba después de que Matt Wieters le conectara una recta de cuadrangular en un partido entre los Orioles y los Tigres. Esa pudo haber sido la excusa que Alburquerque necesitaba para no utilizar su recta y comenzar a bombardear a los bateadores con su slider. En cambio, el relevista mantuvo su mismo enfoque.

"Vamos a tener que reforzar ese [mensaje]", manifestó Ausmus.

En porcentajes, Alburquerque ha lanzado más sliders que nunca este año--cerca de tres cuartos de sus pitcheos totales--aunque de las rectas que ha lanzado, más de la mitad de éstas han caído sobre la zona de strike. El deseo de los Tigres ha sido que lance más rectas, y de calidad, para evitar que los bateadores estén al acecho de su slider todo el tiempo.