Jordan Hynum llora de la emoción al compartir con Carlos Gómez. (MLB.com)

SAN LUIS - Aparte de las docenas de mensajes de texto, cientos de tweets y dos equipos de reporteros de televisión que se aparecieron en su casa, el lunes fue simplemente otro día para ir a la escuela en la localidad de Fort Atkinson, Wisconsin, para la joven Jordan Hynum, de 15 años.

Hynum es la joven que empezó a llorar por la emoción cuando vio al jardinero dominicano de los Cerveceros, Carlos Gómez, el domingo en el Miller Park. Lo sucedido fue totalmente espontáneo y fue capturado por la transmisión de Fox Sports Wisconsin.

"Ha sido una locura", dijo Hynum. "La gente me conoce como la muchacha que lloró en televisión".

Pero hay más en esta historia.

"La historia entera es bastante interesante", dijo el padre de Hynum, Erin Hynum.

Todo empezó la temporada pasada, cuando la madre de Jordan, Denise, decidió hacer algo especial para cada uno de sus hijos.

Jordan es amante del béisbol y de los Cerveceros en particular. Y su pelotero favorito de es Gómez, inclusive remontando al tiempo del dominicano con los Mellizos. Entonces, Denise compró boletos para cada uno de los juegos del fin de semana entre los Cerveceos y los Cachorros en el Wrigley Field de Chicago.

"En uno de los juegos, mi esposa y (Jordan) estaban paradas cerca del dugout de los Cerveceros", relató Erin Hynum. "Mi esposa logró comunicarse con Gómez y él fue donde estaban ellas.

"Fue bien amable", continuó. "Firmó un bate, una gorra y no sé qué otra cosa. Después de otro juego, encontró a (Jordan) otra vez y le tiró una bola desde los jardines. Fue maravilloso".

Gómez firmó de manera personalizada el bate: "Para Jordan Hynum, ¡Mi fan número uno!" Con eso Jordan lloró de la emoción.

Más adelante, en septiembre, Jordan y Gómez se vieron nuevamente en el Miller Park y, sí, Jordan volvió a llorar.

¿Qué tiene la presencia de este jugador que hace que a Jordan le salgan las lágrimas?

"No lo sé", contestó Jordan. "De verdad me cae bien. Cada vez que lo veo es como un sueño hecho realidad. Es mi ídolo. Cada vez que comparto con él, me siento tan agradecida y me hace llorar".

El domingo, toda la familia Hynum asistió al juego entre los Cerveceros y los Cachorros en el Miller Park, donde se obsequiaron muñecas de Gómez. Por tradición, Jordan le mandó un mensaje directo a Gómez vía Twitter para avisarle al quisqueyano de qué color sería su jersey que usaría detrás del dugout de Milwaukee.

De ahí el video de Fox Sports Wisconson lo cuenta todo. Gómez firma autógrafos para los fans cuando ve a Jordan, quien le saluda. Gómez le da un abrazo, Jordan empieza a llorar y hay otro abrazo.

"Simplemente empezó a llorar", dijo Gómez con una sonrisa. "Era como que no podía respirar. Le dije, 'Hey, tómalo suave, estoy aquí'".

Ya para el lunes, Jordan era una celebridad, gracias a los medios sociales.

De paso, la gente ha visto otro aspecto de la personalidad de Gómez, muy diferente a lo que se había proyectado desde el 20 de abril cuando el dominicano fue parte de una trifulca entre Milwaukee y Pittsburgh.

Los Hynum están contentos de que los fans puedan ver de otra manera al guardabosque.

"Le dije a Jordan, 'De alguna manera ayudaste a tu ídolo'", manifestó Erin Hynum.

"Es bien emocionante para mí, y me gusta el hecho de que la historia se haya conocido y que Gómez (sea reconocido) de buena manera para su reputación", dijo Jordan Hynum. "Pero es extraño ver mi nombre y mi cara en todos lados. Es raro".

Ahora que es famosa, ¿será diferente el próximo encuentro entre Jordan y su ídolo?

"Honestamente, creo que volveré a llorar", dijo la joven. "Es que así me afecta".