Aramis Ramírez. (AP)

ATLANTA - Aramis Ramírez se sintió bien luego de poner a la prueba su corva izquierda, la que lo ha mantenido fuera de acción. El dominicano corrió ligeramente en el Turner Field antes del juego entre los Cerveceros y los Bravos.

"Va avanzando", dijo el antesalista de Milwaukee. "No se ha sanado todavía, pero apenas va una semana".

El manager de los Cerveceros, Ron Roenicke, también vio con buenos ojos que Ramírez corriera, pero reiteró su mentalidad cautelosa en cuanto a la lesión del veterano se refiere. El dirigente aclaró que aún no sabe cuándo Ramírez podrá iniciar una tarea de rehabilitación en liga menor.

"Se sintió bien", dijo Roenicke. "Aún siente los dolores, pero pensé que fue un buen paso".