Todd Helton (AP)

DENVER -- Denver, el Coors Field y los Rockies tendrán a Todd Helton para siempre.

El equipo realizó una ceremonia -- apropiadamente realizada el 17 de agosto - para retirar el número 17 del inicialista que vistió orgullosamente por 17 temporadas (de 1997-2013). El número adornó el jardín central, los territorios de foul, detrás del plato, las almohadillas y las pelotas durante la serie de cuatro juegos del fin de semana de los Rockies contra los Rojos.

"Me siento orgulloso de decir que soy un miembro de los Rockies de Colorado de por vida", expresó Helton durante su discurso ante los aficionados antes del cierre de la serie.

Ahora la interrogante que surge es si la presencia de Helton se notará más allá de su número en el espacio reservado para los retirados en el equipo sobre la cerca del bosque derecho.

En los últimos años, los Rockies han contado con algunos de sus antiguos jugadores, desde su actual dirigente Walt Weiss hasta su coach de la inicial Eric Young. El toletero mexicano Vinny Castilla trabaja como consejero especial de los directivos del equipo de la misma manera en que Weiss lo hizo hace varios años. El ex serpentinero dominicano Pedro Astacio y el ex bateador designado Ellis Burks ahora son instructores especiales del equipo. El cañonero Larry Walker, una figura del conjunto casi tan reconocida como Helton, trabajó como instructor especial durante los entrenamientos primaverales.

Pero tras señalar que otros que ahora están de regreso en el juego descansaron un buen tiempo después de concluir sus carreras, Helton dijo que se tomará un año antes de tomar cualquier decisión importante.

Si llega la hora, Helton no tiene idea si buscaría una carrera como instructor sobre el terreno o como directivo del equipo.

"Eso es lo especial, puedo hacer cualquier cosa que quiera", dijo el ex primera base. "Puedo ir a Alaska e irme de pesca. Puedo hacer eso o ser un coach con el equipo".

Vale la pena decir que Helton se siente bien. Ese no fue el caso durante el final de su carrera, cuando persistentes problemas en su espalda, más otras molestias, limitaron su desempeño y le fueron un constante obstáculo.

"He podido recuperarme bien con este largo descanso", dijo Helton. "Se siente bien poder jugar 17 temporadas de Grandes Ligas y poder retirarme para hacer lo que quiera".