© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/03/12 2:44 PM ET

McKeon: Había que cambiar en Miami

NASHVILLE -- Jack McKeon lo ha visto todo en el béisbol profesional. Ha dirigido más de 2,042 juegos de Grandes Ligas, ganando 1,051 de ellos y perdiendo 990.

Como gerente general, se ganó la fama de hacer cambios con mucha agresividad con los Padres de San Diego en la década de los 80. Y por supuesto, es el hombre que desde la cueva llevó a los Marlins a su segundo título de la Serie Mundial en el 2003, luego de tomar las riendas del club en medio de aquella temporada.

Ahora, a sus 82 años de edad, McKeon sigue ligado a la organización de los Marlins, equipo que ha sufrido algunos golpes en el campo de las relaciones públicas al cambiar a varios de sus estelares a los Azulejos de Toronto el mes pasado.

"No fueron exitosos en el último par de años, así que más vale salir en busca de talento joven y moldear ese talento", dijo McKeon sobre los Marlins durante las Reuniones Invernales en el Gaylord Opryland Hotel de esta ciudad. "Quizás en un año o dos podrás ver los frutos de tu labor."

Ha sido una temporada baja bien difícil para el equipo de Miami, que hace un año gozaba de firmas de lujo de cara a la inauguración de su nuevo estadio en la Pequeña Habana. En las Reuniones Invernales del 2011 en Dallas, fueron presentados el dominicano José Reyes y Heath Bell como agentes libres de lujo firmados por los Peces. Con dichos fichajes, más el de Mark Buehrle, Miami gastó US$191 en tres jugadores en cuestión de unos días.

Pero luego de una campaña decepcionante en que los Marlins terminaron en el sótano del Este de la Liga Nacional con marca de 69-93, fue despedido el manager venezolano Ozzie Guillén.

Antes de eso, en medio del 2012, fueron canjeados a Detroit los también venezolanos Omar Infante y Aníbal Sánchez, además del dominicano Hanley Ramírez a los Dodgers.

El "tiro de gracia" ante los ojos de la fanaticada miamense fue a mediados de noviembre, cuando fueron enviados a Toronto Reyes, Buehrle, el quisqueyano Emilio Bonifacio, Josh Johnson y John Buck por el cubano Yunel Escobar, su compatriota Adeiny Hechavarría, el venezolano Henderson Alvarez, Jeff Mathis, Jake Marisnick, Justin Nicolino y Anthony DeSclafani.

"Es difícil", dijo McKeon acerca de lo sucedido en Miami. "Tienes que construir y saber quiénes de los jóvenes serán buenos y quiénes no. Ya sabremos quiénes serán."

McKeon entiende las frustraciones de los fanáticos, pero tampoco quiere que pierdan la fe...a pesar de todo.

"Yo estuve (como GG) en San Diego durante algunos años así", continuó. "Cambié al (torpedero Salón de la Fama) Ozzie Smith, pero dos años después estuvimos en la Serie Mundial (de 1984, vs. Detroit).

"Es cuestión de tratar de que estos muchachos rindan, y luego verán que fue el movimiento indicado."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


marlinsbeisbol.com