© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/10/12 5:27 PM ET

Nueva estrategia en los Peces

Redmond obligado a darle otro rostro al ataque de Miami

MIAMI -- Cuando comiencen los Entrenamientos de Primavera, la atención a cada detalle será un gran factor en la mentalidad de los Marlins en el plato.

Aparte de Giancarlo Stanton, la alineación de Miami carece de poder. En lugar de ponerle énfasis en los vuelacercas, el equipo se concentrará en otros aspectos. Básicamente, los Marlins dependerán de la táctica de "pelota pequeña" -- es decir el toque de pelota, el bateo y corrido y los hits oportunos.

"Tendremos que luchar cada turno al bate y embasarnos", explicó el nuevo manager de los Peces, Mike Redmond. "Nos tocará jugar de varias maneras".

Lo ideal para los Marlins sería agregar a otro cañonero para complementar a Stanton. No existen alternativas de bajo precio y el costo de los jugadores establecidos está fuera del presupuesto del club. Para compensar esa falta de trueno en el lineup, la estrategia de Redmond será aplicar presión de diferentes maneras.

"Fui agresivo como manager en las Ligas Menores, y seré agresivo en Grandes Ligas", declaró el dirigente de 41 años. "Eso es lo que nos tocará hacer".

Una campaña pésima en el 2012 es uno de los motivos por el cambio de estrategia. Los Marlins (con foja de 69-93) terminaron últimos en la División Este de la Liga Nacional. Entre todas las decepciones que el conjunto tuvo en su primer año en el Marlins Park, es posible señalar que la falta de ofensiva fue el punto más desalentador.

El ex manager del equipo, el venezolano Ozzie Guillén, con frecuencia indicó que la falta de hits con corredores en posición de anotar fue la mayor causa por los malos resultados. Los Marlins anotaron solamente 609 carreras, lo que los colocó de penúltimos en el Viejo Circuito-sólo por encima de Houston, que anotó 583. Miami sacudió 137 jonrones, con 37 saliendo del bate de Stanton.

El Marlins Park, con tanto espacio entre los canales, debería ser una fuente de varios extrabases. Sin embargo, Miami solamente pegó 261 dobles para ocupar el 14to lugar entre los 16 clubes de la Liga Nacional la temporada pasada. De aquel total, 129 fueron en casa, que colocaron a Miami en el 12do puesto en extrabases como locales.

Después de varios cambios, la alineación de los Marlins aún no se ha fijado.

El canje del cubano Yunel Escobar a los Rays la semana pasada creó una vacante en la antesala. Los Marlins esperan llenar el vacío con una opción de bajo precio en el mercado de agentes libres. Lo ideal para la gerencia sería una amenaza de poder en la antesala.

Con respecto al resto del roster, Redmond ya está observando varias alternativas. Algo que el piloto ha comenzado a contemplar es colocar a Logan Morrison de quinto en el lineup.

"Puede ser una posibilidad para batear detrás de Stanton", señaló Redmond. "Definitivamente necesitaremos a alguien que lo respalde. Pero también será importante tratar de embasarnos antes de él para darle esa oportunidad de impulsar carreras".

Otra alternativa sería incluir a Morrison de tercero en el orden, y detrás de Stanton batearía Rob Brantley o Justin Ruggiano.

"En estos momentos podría darte 50 alineaciones diferentes, y todo cambiaría en el primer partido de los Entrenamientos de Primavera", expresó Redmond.

Más que observar qué funcionaría y qué fichas moverán, los Marlins buscan cambiar su nivel de producción. En el 2012 ocuparon el 12do lugar de la Liga Nacional en promedio con corredores en posición de anotar (.234).

Redmond trabajará con varias combinaciones de jugadores. Pero antes deberá ver qué piezas tendrá cuando comiencen los entrenamientos.

"No veo la hora de salir al terreno y tener la oportunidad de ver a estos muchachos jugar, ver lo que tenemos y ver dónde encaja cada uno", agregó Redmond.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


marlinsbeisbol.com